Click here to load reader

11.TÉCNICAS EXPRESIVAS

  • View
    97

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of 11.TÉCNICAS EXPRESIVAS

  • 1

    Introduccin al Estudio de las Tcnicas Expresivas por la Psicologa Simblica Junguiana1

    Carlos Amadeu Botelho Byington2

    Traduccin de Silvia Di Santo3

    INTRODUCCIN

    La cura de la fobia al agua de Anna O., por Joseph Breuer, inici la terapia de

    los procesos inconscientes de manera auspiciosa. Incapacitada de beber agua, la joven

    vienesa sufra mucho con el verano austriaco. Hipnotizada por Breuer, ella record que

    el sntoma se haba originado al ver al perro de su gobernanta subir a la silla y beber de

    un vaso sobre la mesa. Al volver del sueo hipntico, el sntoma desapareci. El impacto del descubrimiento marc de manera espectacular la fundacin del psicoanlisis y la teora de los procesos inconscientes. Incluso despus de abandonada la hipnosis, la regresin y la concienciacin del inconsciente reprimido

    produciendo el insight continuaron siendo la bsqueda anhelada para la cura de los

    sntomas de las neurosis.

    La mayor decepcin, un verdadero anti-climax del psicoanlisis, me parece

    haber sido la constatacin de que la cura de Anna O. haba sido una rareza. En la

    inmensa mayora de los casos, la probable causa de la fijacin que origin el sntoma

    es identificada, ocurre el insight, pero el cuadro clnico no mejora.

    Entre tanto, muchos psicoanalistas an no se dan cuenta de que hay algo

    equivocado en su teora y continan interpretando e interpretando. Como el paciente no

    mejora, atribuyen este hecho a la resistencia y continan interpretando. Ya recib casos

    de fobias, depresin patolgica y muchos otros sntomas, que fueron tratados durante

    aos con el mtodo interpretativo, sin ningn resultado. Varios pacientes, as, se

    1 Artculo preparado para el Seminario sobre Tcnicas Expresivas en la Maestra de Psicologa Analtica en Santiago, mayo de 2008. 2 Mdico psiquiatra y psicoterapeuta junguiano. Miembro fundador de la Sociedad Brasilea de Psicologa Analtica. Educador e Historiador. Creador de la Psicologa Simblica Junguiana. E-mail: [email protected] Web Site: www.carlosbyington.com.br 3 Psicloga argentina residente en Quito, Ecuador.

  • 2

    sienten adems de enfermos, culpables, pues, como no mejoran despus de tener el

    insight, se interpreta esto como si ellos no quisieran mejorar. En las dcadas de los

    cincuenta y sesenta, era comn que un psicoanalista vetara cualquier medicamento

    con la justificacin de que eso aumentaba la resistencia al insight. Hoy, con el xito

    relativo de la psicofarmacologa, la medicacin es aceptada, pero la interpretacin

    exclusivamente verbal contina en el psicoanlisis. La nica tcnica expresiva admitida

    es el divn, que propicia extraordinariamente la regresin, pero eso es muy poco frente

    a las innumerables tcnicas expresivas de que disponemos hoy.

    El error fundamental del psicoanlisis que gener la ineficiencia del mtodo

    verbal interpretativo fue no haber tomado en cuenta el condicionamiento de las defensas en los niveles consciente e inconsciente. Se conciencia lo que era inconsciente, pero el condicionamiento de la defensa contina y el sntoma tambin.

    Describo la formacin de la Sombra por la fijacin de la elaboracin simblica,

    que da origen a la formacin de defensas y a la compulsin de repeticin, descubiertas

    por Freud. Entre tanto, las defensas no son solamente inconscientes, como l crey.

    Ellas suelen ser en gran parte inconscientes, pero, cuando tornadas conscientes,

    pueden continuar actuando como defensas. En esos casos, se verifica que ellas son

    ms fuertes que el Ego y, por eso, no hay fuerza de voluntad que las domine. El

    camino indicado en esos casos es el descondicionamiento. Por todo eso encuentro

    inadecuado que llamemos al proceso teraputico anlisis, al psicoterapeuta analista y

    al paciente analisando, pues el anlisis es apenas una parte de la elaboracin

    simblica y de la transformacin del sntoma durante la psicoterapia.

    La Psicologa Cognitivo-Conductual, la Psicofarmacologa y la Psicoterapia

    La psicologa cognitivo-conductual ha crecido ltimamente en importancia como

    coadyuvante de la farmacoterapia en el tratamiento de las neurosis, pero cuando ellas

    actan literalmente, esto es, fuera del contexto simblico y sistmico consciente-

    inconsciente y de la relacin transferencial, el valor de su propuesta teraputica se

    torna cuestionable, siendo contraindicada esa manera de aplicarlas.

    Al recibir a un paciente, debemos procurar comprender los significados de sus

  • 3

    sntomas a travs de la elaboracin simblica verbal, antes de buscar aliviarlos y

    modificarlos. Mientras los sntomas estn involucrados en las emociones del

    sufrimiento, no necesitamos las tcnicas expresivas y nos basta la elaboracin verbal.

    Cuando, sin embargo, la emocin se agota o se torna simplemente repetitiva, y el relato

    verbal racional pasa a predominar, ha llegado el momento de emplear las tcnicas

    expresivas para rescatar la vivencia emocional, irracional, de los sntomas. Solamente

    despus de comprender el significado simblico y sistmico de esos sntomas en el

    Self del paciente es que podemos medicarlos y descondicionarlos para transformarlos.

    Los sntomas son la expresin del alma a travs de la Sombra. Tratarlos para

    eliminarlos sin entenderlos simblicamente forma parte de una terapia mutiladora y no

    integradora de la personalidad, que conduce a la alienacin normoptica. En ese caso, eliminamos el sntoma y reintegramos a la Persona y al Superego dentro de la

    colectividad, pero bloqueamos la relacin creativa, el Yoga, de la Conciencia con el

    Arquetipo Central, con perjuicio del proceso de individuacin.

    Un Caso de Insomnio

    Recib a un paciente con insomnio que estaba siendo tratado con poco resultado

    por la farmacologa y por la psicologa cognitivo-conductual.

    Se trataba de un joven y brillante empresario, soltero, de treinta y dos aos, al

    que llamar Gabriel. l competa mucho con tres hermanos en la empresa del padre.

    Su insomnio se haba iniciado seis meses antes, cuando su padre lo design para

    hacerse cargo de un sector importante de la empresa. El sntoma haba sido

    interpretado como una reaccin de estrs. Le fue prescrita medicacin ansioltica e

    hipntica a la noche, coadyuvada por tcnicas conductuales de relajamiento y de

    descondicionamiento del insomnio. Se senta drogado con la medicacin, su raciocinio

    haba quedado entorpecido, pero el insomnio continuaba y, por eso, me busc.

    La anamnesis revel una carrera brillante y un cuaternio primario con la figura

    paterna de gran xito, la figura materna afectiva, algo depresiva y dedicada

    exclusivamente al hogar, y el vnculo parental con dominio absoluto de la figura del

    padre y sumisin de la madre. l mismo se haba identificado fuertemente con los dos,

  • 4

    lo que, debido al vnculo parental asimtrico, haba dejado una fuerte ambigedad en

    su personalidad. l tena gran intimidad y afinidad con la religiosidad de la madre y

    admiraba mucho al padre, de quien se senta emocionalmente distante. Sus relaciones

    afectivas con enamoradas y con sus hermanos eran satisfactorias. Gozaba de plena

    salud fsica y practicaba deportes con bastante desenvoltura. Recordaba sus sueos

    regularmente, pero sin que alguno le hubiese llamado la atencin ltimamente.

    Luego de verificar por la anamnesis en la primera entrevista que l posea un

    Ego bien estructurado, en la segunda sesin propuse la tcnica expresiva de la centroversin en el divn con leve hipnosis destinada a la apertura emocional y al relajamiento. Como quera explorar la regresin dentro de la centroversin, emple la

    tcnica expresiva de Desoille (rev eveill dirig) (1961), y, por eso, conduje su imaginacin hacia el sntoma, cuando l se acostaba para dormir. Le pregunt

    entonces sobre el insomnio - Por que t no consigues dormir? Porque yo preciso

    vigilar la firma, me respondi. Sintiendo que el dilogo era autntico y emocional,

    continu: Pero t ya te dedicas a la firma el da entero, por qu necesitas tambin

    hacerlo a la noche? Me respondi: - Es que durante la noche es el tercer turno y si

    algo fallara me sentira muy mal. Agregu: - Pero cul sera el problema si algo

    anduviese mal a la noche y t lo arreglaras al da siguiente? l: - Yo no me

    perdonara si algo ocurriese y yo decepcionase a mi padre. Yo: - T le tienes miedo

    a tu padre? l No. Yo lo admiro mucho. l me dio ese cargo y yo no puedo

    decepcionarlo. Sera terrible para m perder su admiracin.

    Interrumpimos la centroversin y la regresin. Nos sentamos en las butacas

    habituales frente a frente y continuamos la elaboracin del insomnio a la luz del

    cuaternio primario. Vimos que el paciente admiraba a su padre, pero tema perder la

    confianza de l y ser identificado peyorativamente con su madre.

    El paciente fue a su casa y durmi veinte horas. Nos hablamos por telfono y l

    me dijo que se senta mucho mejor. No record ningn sueo. En la tercera sesin,

    propuse la tcnica expresiva de la dramatizacin con el cuaternio primario. Aclaro que generalmente no empleo la tcnica expresiva de role playing del psicodrama porque, en mi experiencia, ella favorece la intelectualizacin de los complejos y debilita

    su vivencia. As, en lugar de que el paciente representara al padre y a la madre en el

  • 5

    role playing, l los confront en sillas frente a l e imagin sus respuestas,

    transmitindomelas verbalmente.

    Para el empleo de cada tcnica expresiva,