of 11/11
Edita: EDICIONES EL PAÍS, SL. Miguel Yuste, 40. 28037 Madrid. Teléfono 913 37 82 00. Consell de Cent, 341. 08007 Barcelona. Teléfono 934 01 05 00. Depósito legal: B. 41.111/1989. Presidente: Juan Luis Cebrián. Consejero delegado: José Luis Sainz. Director: Javier Moreno. Subdirector: Goyo Rodríguez. Director general: José Ángel García Olea. EDICIONES EL PAÍS, SL, es una sociedad del GRUPO PRISA. Presidente: Ignacio Polanco. Consejero delegado: Juan Luis Cebrián. Consejero delegado adjunto: Fernando Abril-Martorell. Este suplemento se vende conjunta e inseparablemente con el diario. El precio de los ejemplares atrasados es el doble del de portada. IMPRESIÓN: Dédalo Heliocolor, SL. A-2, km 48,500. 19171 Cabanillas del Campo (Guadalajara). © Ediciones El País, SL. Madrid, 2012. Intro 6 LA LÍRICA DEL GOBERNANTE Por maruja torres 8 EL RECUPERADOR Por ray loriga 11 EL ETERNO RETORNO Por juan josé millás 12 EL AUTOR DEL MILLÓN DE ‘E-BOOKS’ John Locke, el escritor de best sellers en Internet. Por guillermo abril. Fotografía de Ted wirth 18 ENGANCHADOS A LOS ‘WHATSAPPS’ La aplicación para móviles que triunfa en España. Por Tom C. Avendaño 22 PSICOLOGÍA: NADA ES IMPOSIBLE Derribar los límites psicológicos autoimpuestos. Por Francesc Miralles. Ilustración de A. Vázquez Reportajes 24 ENTREVISTA A SASKIA SASSEN La socióloga que rompe moldes sobre las ciudades. Por A. Zabalbeascoa. Fotografía de A. Rusbridger 28 SABINA Y SERRAT, CANCIONES PARA EL TITANIC Un disco grabado a dúo con ironía y buena cara. Por jesús ruiz mantilla. Fotografía de jordi socías 36 UNOS 300 NIÑOS NACEN EN EL MUNDO MIENTRAS… Desigualdades entre los bebés de cinco países. Por l. hUETE machado. Fotografía de josé s. gUTIÉRREZ 46 EN LA MENTE CRIMINAL Así es el cerebro de los asesinos más peligrosos. Por luis miguel ariza 54 EL ARTE DEL ENGAÑO Bestué y Vives llegan para sorprender y provocar. Por Julia luzán. Fotografía de Leila Méndez Estilos de vida 60 MODA Abrigos todoterreno. 66 BELLEZA Tendencias para primavera. 76 UNA TRADICIÓN HEROICA Por Almudena Grandes 78 EL SENYOR MARTÍ I EL SEU PARE Por Javier Marías 29.01.12 EL PAÍS SEMANAL 3 EL PAÍS SEMANAL EN PORTADA. Después del éxito de ‘Dos pájaros de un tiro’, Serrat y Sabina vuelven a juntarse. Han grabado 11 canciones para su disco ‘La orquesta del Titanic’, que se publica dentro de una semana. Fotografía de Jordi Socías 12 18 24 36 46 54

2012_01 - luz al mundo EPS

  • View
    220

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Publicación en el EPS (El País Semanal) sobre el proyecto de Luz aL mUndo / Luz aL mUndo on El País Semanal Spanish magazine.

Text of 2012_01 - luz al mundo EPS

  • Edita: EDICIONES EL PAS, SL. Miguel Yuste, 40. 28037 Madrid. Telfono 913 37 82 00.Consell de Cent, 341. 08007 Barcelona. Telfono 934 01 05 00. Depsito legal: B. 41.111/1989. Presidente: Juan Luis Cebrin.Consejero delegado: Jos Luis Sainz. Director: Javier Moreno. Subdirector: Goyo Rodrguez.Director general: Jos ngel Garca Olea.

    EDICIONES EL PAS, SL, es una sociedad del GRUPO PRISA. Presidente: Ignacio Polanco.Consejero delegado: Juan Luis Cebrin. Consejero delegado adjunto: Fernando Abril-Martorell.

    Este suplemento se vende conjunta e inseparablemente con el diario. El precio de los ejemplares atrasados es el doble del de portada.

    IMPRESIN: Ddalo Heliocolor, SL. A-2, km 48,500. 19171 Cabanillas del Campo (Guadalajara). Ediciones El Pas, SL. Madrid, 2012.

    Intro

    6 LA LRICA DEL GOBERNANTE Por maruja torres 8 EL RECUPERADOR Por ray loriga 11 EL ETERNO RETORNO Por juan jos mills

    12 EL AUTOR DEL MILLN DE E-BOOKS

    John Locke, el escritor de best sellers en Internet.

    Por guillermo abril. Fotografa de Ted wirth

    18 ENGANCHADOS A LOS WHATSAPPS

    La aplicacin para mviles que triunfa en Espaa.

    Por Tom C. Avendao

    22 PSICOLOGA: NADA ES IMPOSIBLE

    Derribar los lmites psicolgicos autoimpuestos.

    Por Francesc Miralles. Ilustracin de A. Vzquez

    Reportajes

    24 ENTREVISTA A SASKIA SASSEN

    La sociloga que rompe moldes sobre las ciudades.

    Por A. Zabalbeascoa. Fotografa de A. Rusbridger

    28 SABINA Y SERRAT, CANCIONES PARA EL TITANIC

    Un disco grabado a do con irona y buena cara.

    Por jess ruiz mantilla. Fotografa de jordi socas

    36 UNOS 300 NIOS NACEN EN EL MUNDO MIENTRAS

    Desigualdades entre los bebs de cinco pases.

    Por l. hUETE machado. Fotografa de jos s. gUTIRREZ

    46 EN LA MENTE CRIMINAL

    As es el cerebro de los asesinos ms peligrosos.

    Por luis miguel ariza

    54 EL ARTE DEL ENGAO

    Bestu y Vives llegan para sorprender y provocar.

    Por Julia luzn. Fotografa de Leila Mndez

    Estilos de vida

    60 MODA Abrigos todoterreno.

    66 BELLEZA Tendencias para primavera.

    76 UNA TRADICIN HEROICA Por Almudena Grandes 78 EL SENYOR MART I EL SEU PARE Por Javier Maras

    29.01.12 EL PAS SEMANAL

    3EL PAS SEMANAL

    EN PORTADA.

    Despus del xito de Dos

    pjaros de un tiro, Serrat y

    Sabina vuelven a juntarse.

    Han grabado 11 canciones

    para su disco La orquesta

    del Titanic, que se publica

    dentro de una semana.

    Fotografa de Jordi Socas

    12

    18

    24

    36

    46

    54

  • UNOS 300 NIOS

    NACEN EN EL MUNDO MIENTRAS USTED LEE ESTA PGINAEso si tarda un minuto. Porque si se demora una hora, sern 18.000 los recin nacidos; en un ao alcanzarn los 150 millones; 1.070 varones por cada 1.000 nias. ra como se viene al mundo depende del mundo al que uno viene. As, de ellos, cuatro millones no sobrevivirn madres: una por minuto; 70.000 de ellas, menores. Si vive en Nger, tendr muchas posibilidades de ser una de cada 8.000. Este reportaje retrata lo que representa esperar y tener un beb en cinco lugares distintos a travs de

    Por LOLA HUETE MACHADO. Fotografa de JOS SALVADOR GUTIRREZ

    REYES GARCA, 32 AOS, PROFESORA DE INFORMTICA. UMBRETE (SEVILLA). SANDY BAUTISTA, 21 AOS, ESTUDIANTE, PUEBLO NUEVO, SUR DE LIMA (PER).

  • en un ao alcanzarn los 150 millones; 1.070 varones por cada 1.000 nias. La ma ne-no sobrevivirn al primer mes, y ms de medio milln de mujeres fallecern en el proceso de ser

    tendr muchas posibilidades de pasarlo mal: una de cada siete morir durante el parto, mientras que en zona desarro llada ser una de cada 8.000. Este reportaje retrata lo que representa esperar y tener un beb en cinco lugares distintos a travs de las historias de cinco primerizas: Reyes, Sandy, Angie, Vinotha y Deny.

    ANGIE NEVREZ, DIRECTORA DE EVENTOS, NUEVA YORK (EE UU).

    VINOTHA BALAKANNAN, 25 AOS, ESTUDIANTE, KANYAKUMARI (INDIA). DENY BORIBA, 16 AOS, AMA DE CASA, KAFARA (MAL).

  • Sus casas. Suelo de cemento y camastro, habitacin de Vinotha, mientras espera el beb; su marido trabaja fuera. Deny duerme en una esquina de la estancia compartida, en Kafara. Apartamento con cocina moderna y equipada, del hogar de Angie en Nueva York. Sala de estar de Reyes, en Umbrete (Sevilla). Desconchados en la pared en la habitacin de Sandy que qued afectada por un terremoto.

    l autor de estas imgenes se pas

    ms de un ao retratando emba-

    razadas por el mundo. Cinco en

    concreto, Vinotha, Deny, Angie,

    Sandy y Reyes; en cinco pases

    de cuatro continentes. La idea surgi por-

    que, treintaero como soy, hubo un mo-

    mento en que todos a mi alrededor espera-

    ban a su primer hijo, y eso me dio que pensar

    en cmo cambia la vida ante la llegada de

    un beb, y en si sera as en todas partes,

    cuenta Jos Salvador Gutirrez. Este fot-

    E

    38 EL PAS SEMANAL

    grafo jienense ide un proyecto titulado Luz

    al mundo y se dispuso a retratar el proceso.

    Se sumergi en ambientes geogr/ camente

    distantes, en universos de mujeres, maridos,

    familias, mdicos, casas, alcobas, preparati-

    vos, muchos miedos y muchos planes, para

    contemplar as, cmo el primer embarazo

    transforma a las familias y cmo esto es dife-

    rente en sociedades distintas. Diferente?

    Bueno, hay cosas que no: como la cara de

    miedo y vrtigo del padre primerizo ante la

    aventura que le espera, dice.

    LA MAYOR DESIGUALDAD ENTRE EL MUNDO INDUSTRIALIZADO Y EL QUE EST EN

    DESARROLLO ES LA MORTALIDAD MATERNA

    INDIA. MAL.

    ESTADOS UNIDOS.

    PER.

    ESPAA.

    UNOS 300 NIOS NACEN EN EL MUNDO...

  • Las familias, grandes y pequeas. Deny trabaja en el campo y en la casa. El fotgrafo ni conoci, ni vio, ni pudo averiguar quin era el

    padre del beb, all no pareca importar. Abajo, toda la familia posa unida. Sandy (derecha) junto a sus padres, Jova y Luis; su ta Gaby y las gallinas, en su casa en obras, afectada por el

    terremoto. Rich y Angie, en las calles de Manhattan; solo se tienen a s mismos, sus parientes viven lejos. Reyes y Mario han pintando y preparado la casa, aqu ante ella. Vinotha se ir con su

    marido, que ya est en Dubai, en cuanto nazca el beb.

    ANGIE, ESTADOS UNIDOS.

    VINOTHA Y SU FAMILIA.

    REYES, ESPAA.

    SANDY, PER.

    DENY, CON PARTE DE LOS SUYOS,

    39EL PAS SEMANAL

  • Basta mirar alrededor. Se da a luz en el

    mundo a un ritmo frentico: unos 300 nios

    cada minuto; casi cuatrocientos mil naci-

    mientos al da. Ests donde ests, las emba-

    razadas o madres recientes suelen hablar de

    su condicin; intercambian avances ltimos,

    tendencias, secretos de alimentacin y de

    revisiones obsttricas Las mejores descrip-

    ciones de cmo se vive la maternidad las

    ofrecen ellas mismas. En el mundo occiden-

    tal abunda la informacin, las revistas tem-

    ticas sobre ser madre, padre o ambos; en el

    mundo en desarrollo, esta se suele transmitir

    por la radio, en publicidades por las calles

    (de salud pblica, sida, enfermedades infec-

    ciosas) y por el boca a boca. Todo este co-

    nocimiento y la parafernalia mdica, casera

    y familiar conforman el entorno que un beb

    tendr al llegar: si, por poner un ejemplo, la

    familia cree que un nio Jess le proteger,

    all estar junto a la cuna su / gura religiosa.

    Pero de los 300 que nacen cada minuto,

    pocos lo hacen en pases desarrollados. Gran

    parte, en un BRIC: India. Y por cada 1.070

    varones sern 1.000 hembras. Una ratio que

    se repite en casi todas partes, menos all. En

    India nacer mujer, por cuestiones de cos-

    tumbre de dote, ya es el primer handicap

    para mantenerse con vida.

    En India deba haber nacido el terico

    habitante nmero 7.000 millones del plane-

    ta el pasado octubre, pero fue en Filipinas.

    En las imgenes que se emitieron por do-

    quier apareca su carita, su madre, la clnica,

    los mdicos El contexto. India es decrpi-

    ta y sabia al mismo tiempo, escribe Guti-

    rrez en una suerte de diario, hecho blog y

    exposicin y titulado Luzalmundo.word-

    press.com, en el que fue recogiendo sus im-

    presiones. He vuelto con la libreta repleta

    de pginas manuscritas con una caligrafa

    densa, para que quepa ms, todo aquello

    que quera no olvidar, lo que vea con ojos

    que parecan de otro. De nuevo miro el

    reloj en un par de horas estar en Bamako

    Comienza el viaje. Era su primera parada.

    Al seguir su travesa desde ese 13 de julio

    de 2009, en el aeropuerto de Casablanca

    (Marruecos), y hasta el 31 de julio de 2010

    REYES, EN CLASE.

    DENY NO PARA NUNCA.

    40 EL PAS SEMANAL UNOS 300 NIOS NACEN EN EL MUNDO...

  • EL LUGAR DONDE SE NACE DETERMINA EL MODO EN QUE UNO EXISTE. PARIR ES UN ASUNTO POLTICOTrabajo y trabajos. Deny, a la izquierda, no para. Silenciosa y tmida, trabaja en la casa, en el campo, a todas horas, embarazada o con beb a cuestas. Abajo, Vinotha, en Kerala, que suea con ser enfermera en Dubai, con una hermana del hospital Nuestra Seora del Pilar. Sandy, valiente y familiar, ayuda a

    preparar la comida a su ta Gaby. Angie, directora de eventos del New Museum, en Nueva York, lleva una vida ajetreada y sin horarios. Y Reyes, dando clase.

    SANDY AYUDA EN LA COCINA. VINOTHA, EN EL HOSPITAL.

    ANGIE, EN EL MUSEO.

  • EN INDIA EST PROHIBIDO QUE EL DOCTOR REVELE A LA FAMILIA EL SEXO DEL BEB PARA EVITAR EL INFANTICIDIO DE NIASSalas mdicas. Las dificultades para hacer fotos fueron mayores en Espaa. En Nueva York, por ejemplo, con el consentimiento de la paciente se poda entrar en el hospital, en las salas; en Sevilla, no; la burocracia era escandalosa, me decan que deba pedir permiso a la Junta, recuerda el fotgrafo. Abajo, las distintas consultas de ginecologa y obstetricia. La atencin mdica antes y despus del parto son bsicas para la supervivencia de madre e hijo.

    que la da por cerrada en Nueva York, va des-

    brozando el mundo a su paso. Est todo ah:

    la distancia recorrida; la bsqueda y el con-

    tacto con las gestantes, sus familias ms o

    menos pudientes y su entorno ms o menos

    rural o urbano; la visin del mijo y el trigo

    crecidos cerca de la casa de la adolescente

    Deny; las cabras, las gallinas, los automvi-

    les, las palmeras, los mercados; el calor

    que se pega al cuerpo; la msica de Van Mo-

    rrison subido en la moto de Dicko mientras

    atraviesan Bamako; las conversaciones de

    unos y las risas de otros; el olor a semilla de

    karit; la ayuda de personas, como Adelaida,

    de Mdicus Mundi, que le conduce hasta Vi-

    notha; Carla, la matrona peruana, una mano

    para acceder a Sandy y su marido camionero,

    ms joven que ella, que habitan en una casa

    con cicatrices por culpa de un terremoto; la

    muerte, entre un viaje y otro, de For, el en-

    fermero que se le hizo amigo

    Y tambin quedan ah reflejados los

    gestos inconscientes de las preadas al to-

    carse sin querer la barriga; los rostros de los

    bebs, Amaze y Awa, nacidos antes de tiem-

    po, y la luz de Nueva York que rebota, ntida

    y fra en la piel de los edi2 cios mientras l

    busca una mujer encinta, sin orientacin,

    hasta que encuentra a Angie, en estado gra-

    cias a la inseminacin arti2 cial. Todas esas

    cosas que no se ven en la fotos, se las trajo

    consigo.

    Y una evidencia surge al observar su tra-

    bajo: la manera como se viene al mundo de-

    pende del mundo al que uno viene. Parir es

    un asunto poltico. El mundo a donde uno

    viene determina el tiempo que uno sobrevi-

    ve. Para hacerse una idea, y siguiendo el in-

    forme de Unicef, Salud materna y neonatal,

    en un ao el tiempo que el fotgrafo em-

    ple, ms de medio milln de mujeres mu-

    rieron por ese estado de buena esperanza,

    que para ellas se torn en fatdico 2 nal. Fa-

    llece una mujer cada minuto hoy en el mun-

    do por estas cuestiones, segn estableci la

    ONU en 2000. Desde 1990 han sido alrede-

    dor de 10 millones de ellas, y unos cuatro

    millones de recin nacidos cada ao no so-

    breviven ms de 28 das.

    No hay mayor ndice de desigualdad que

    el de la mortalidad materna. Esa es la gran di-

    ferencia entre el desarrollo y la falta de l: que

    el riesgo de muerte por causas relacionadas

    con la maternidad a lo largo de toda la vida es

    de tan solo uno entre 47.600 para una madre

    de Irlanda, por ejemplo, y de uno entre siete

    en Nger. El lugar donde se nace determina el

    modo en que uno existe. Empezando por

    quedarse encinta o no: 215 millones de muje-

    res no tienen acceso a mtodos contracepti-

    vos. El trmino plani2 cacin familiar les es

    desconocido o inaccesible. Por tanto, su vo-

    luntad no cuenta. InE uye el lugar en que uno

    nace en los usos y costumbres que se tendrn

    al nacer: un beb occidental usar alrededor

    de seis mil paales desechables (240 durante

    el primer mes); uno no occidental, por ejem-

    plo, en Tbet, igual ni los ve en toda su vida. Le

    servir un agujero en el pantaln para facilitar

    la limpieza.

    Hay abismos en salud contraceptiva, en la

    asistencia antes, durante y despus del par-

    to de un lugar u otro (revisiones, controles,

    anlisis de sangres, epidural o ecografas

    son trminos si no desconocidos, s inal-

    canzables para muchas mujeres). Como los

    hay en las condiciones de vida bsicas (ac-

    ceso a la educacin y la sanidad o incluso

    los alimentos: si naces de mujer educada

    INDIA.

    ESPAA. ESTADOS UNIDOS.

    MAL.

    PER.

    42 EL PAS SEMANAL UNOS 300 NIOS NACEN EN EL MUNDO...

  • El beb ya est aqu. Reyes, morena, de largas pestaas, hija de Reyes y Mario, naci en primavera de 2010.

    Angie, neoyorquina de origen multinacional,

    dio a luz a Bowe. Richard, el padre, grab el parto. Luego hubo fiesta de puesta de largo

    como progenitores: El baby shower. Awa, arriba, sujeta siempre a la espalda de su

    madre, naci en enero, antes de lo previsto.

    Sandy muestra completamente feliz a

    lvaro. Y al lado, Amaze, en brazos de su madre, eligi fin de ao de 2009 para llegar y

    hacer honor a su nombre: Sorprender.

    REYES CON SU HIJA. DENY CON AWA.

    ANGIE GRAB SU PARTO.

    SANDY CON LVARO. VINOTHA CON AMAZE.

    43EL PAS SEMANAL

  • Nietos y abuelos. Las familias extensas, como las de Per o Mal, son un apoyo bsico para el cuidado de los nietos. Deny, sin marido, no podra subsistir sin su familia. Angie, con parientes alejados, depende para todo de su pareja y de ayuda externa, como es habitual en sociedades donde el peso de la red

    familiar se ha diluido. Los abuelos se saltan a la generacin de los padres y establecen con los nietos relaciones especiales, bsicas y paralelas, distintas. Eso es igual en todos los lugares visitados.

    LA ESPAOLA REYES.

    LVARO, PERUANO.

    AMAZE, INDIO.

    AWA, DE MAL, Y SU ABUELA.

    44 EL PAS SEMANAL

    BOWE, ESTADOUNIDENSE.

  • tendrs 50% ms de probabilidades de so-brevivir por encima de los cinco aos; 115 millones de menores de cinco aos estn hoy desnutridos) y otras como el modo en que el cuerpo de la gestante se vuelve asun-to pblico, la forma de dar de mamar (abier-tamente, sin ningn pudor, en Mal; a cu-bierto, en otros), los virus que te pueden enfermar Aos luz en la tecnologa usada para el embarazo, sus estadios y complica-ciones; los modos y maneras si tu madre o la matrona habita en los poblados de Mal, en las hacinadas ciudades de India o la mo-derna y socializada Europa del Norte. Algu-nos ejemplos: en una zona de India a las recin paridas se las asla en cuarentena en una tienda aparte con el beb y nadie las asiste. Muchas mueren. En Sierra Leona las chicas tienen hijos antes de casarse para demostrar as que son frtiles.

    Y la forma en que cada madre vive su esta-do di3 ere de un sitio a otro? Ah fue donde nuestro fotgrafo quiso enfocar el objetivo. Seleccion, tras hablar con diferentes ONG y consultar fuentes, los pases por sus culturas diversas. Y la bsqueda de las embarazadas se convirti, como en la vida misma, en la histo-ria en s: para dar con ellas dio, a veces, palos de ciego; aprovech encuentros y sugerencias y hasta tuvo que someterse al consejo de jefes y jefas de familia en Mal para ver quin era la mujer adecuada para l en la comunidad.

    Al da siguiente los tambores convocaban las reuniones necesarias, recuerda.

    Todas las elegidas, Reyes, Sandy, Angie, Vinotha y Deny, se asemejan en que disfru-tan de la asistencia sanitaria necesaria, y di-3 eren en edad, trabajo, estudios. En Mal pregunt en un hospital en medio de la selva (MZC, Mujeres en Zona de Con? icto); en India pidi ayuda a Mdicus Mundi, que tra-bajaban sobre el terreno y estos le recomen-daron un hospital en el Estado de Kerala al que llamaban Our Lady of the Pillar (Nues-tra Seora del Pilar); en Per dio con una asociacin que le ech una mano; en EE UU busc a solas, hasta que dio con la persona adecuada, a la que encontr por amor al arte y con ayuda del destino. Y en Espaa fue una amiga, Reyes. Y result ser la parte ms difcil: nadie es profeta en su tierra.

    Qu encontr? Mal me impresion. Era el sitio que me pareca ms alejado, y re-

    sult el ms sorprendente. Ser madres es responsabilidad de chicas muy jvenes, ado-lescentes. En Mal me sent hermano, familia, sociedad, comunidad. Y nunca solo. El ms extrao? En India no consegu hacer-me entender, son como gatos, nunca sabes qu piensan En Mal tena a Kapuscinski con su libro bano para orientarme, en India fui a pecho descubierto, castas, etnias y gre-mios. Nunca los he comprendido, ni su civi-lizacin, ni sus contradicciones: la ley, por ejemplo, no permite que se diga el sexo del beb antes de nacer, pero el infanticidio se asume como algo normal. Mi chica era edu-cada, universitaria y sin embargo se someta a costumbres que no entiendo.

    Estados Unidos fue para l como una pelcula de Hollywood. Angie y Rich son una pareja que vive permanentemente en la cresta de una ola. As, pensaban que un hijo les iba a traer la tranquilidad de que ca-recan. El beb tena ya todo antes de nacer, exagerado. Me aceptaron, pero marcaron lmites. Son conscientes de su realidad pero, al tiempo, actores de su propia pelcula. Lo ms bonito fue cmo conoc a Angie.

    Y Per, como estar en casa de una ami-ga en medio de influencias espaolas por todas partes. Finalmente, en Espaa? Fo-tografi y segu a Reyes en Umbrete, era como mi pueblo. Y fue lo ms difcil. Un lu-gar muy tradicional, todos se conocen, muy rural, tiene la ciudad deportiva mayor de la zona, un centro de cultura, teatro municipal para 4.000 habitantes, y es famoso por su amor a la pirotecnia, cada domingo hay fue-gos arti3 ciales por bautizos o bodas.

    Mejorar la salud maternal es uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Y mejorarla significa derechos e igualdad. Ann M. Veneman, directora de Unicef, indica: Los avances en la salud ma-terna y neonatal no se han producido en paralelo a los de la supervivencia infantil, ya que la reduccin de la mortalidad general de menores de cinco aos entre 1990 y 2007 fue de un 27%. ONG y organismos interna-cionales se afanan para intentar frenar estos datos obstinados. De esto saben bastante tres activistas sobre el terreno que se reunie-ron hace unas semanas en un desayuno de Unicef con la reina Sofa. Carmen Garrigs (Afganistn), Isabel Crowley (Liberia) y Ma-ra Jess Conde (Repblica Dominicana)

    hablaron de su larga experiencia y las tres coincidieron: el cuidado de las mujeres y los menores es garanta de prosperidad y futuro para un pas. La ltima habl de cifras (10 muertes por cada 1.000 embarazos es la tasa en la Repblica Dominicana) y coment el buen resultado de iniciativas como las lla-madas Ligas de Parto Limpio que hicieron que las muertes por sepsis se redujeran a cero en 2010 en ese pas, gracias a la inter-vencin de los diferentes actores sociales de la propia comunidad. Los partos limpios favorecen la reduccin de costes, salvan vi-das, disminuyen los ingresos hospitalarios por infecciones, dijo Conde.

    Cuanta ms discriminacin y ms exclu-sin de las mujeres en un lugar, menor desa-rrollo, es un hecho ya asumido. Y la pobreza muchas veces no tiene que ver con los recur-sos y rentas, sino con polticas equivocadas e injustas tal como se ha visto que sucede en estos tres pases de los que hablamos, con-cluy Garrigs, que trabaja en un Afganistn nada fcil. Daba ejemplos: la tradicin de parir en las casas provoca muertes innecesa-rias All, en Afganistn, es un problema de derechos de las mujeres, no de recursos, pues hay hospitales preparados. Y otro as-pecto citado: es imprescindible incluir al hombre en las acciones de cambio. En Li-beria, las campaas de salud se deberan hacer con y para ellos. Las mujeres saben bien, por ejemplo, cundo un acto es una violacin, pero ellos, muchas veces, no, ce-rr Crowley.

    Visto en la distancia ahora, con3 esa el fotgrafo sentir debilidad por frica. Y dice que s, que repetira su periplo con los ojos cerrados. Quiz fueron el asitico y el afri-cano los ms complicados por culpa de la comunicacin; por mis escasos conoci-mientos de hindi o de tamil, y de bmbara, no par de usar la mmica, pero fue lo ms divertido. En qu nos parecemos unos y otros, unas y otras? En dos cosas, afirma:

    En que los abuelos mantienen siempre una relacin especial con los nietos, y en que la embarazada tiene una relacin biolgica y racional con su nio desde el principio; se siente madre desde los primeros das, pero el padre no; este tiene una relacin racional lgica solo cuando nace el beb, es entonces cuando se siente padre de verdad.

    UNA SIMILITUD ES QUE LAS MADRES SE SIENTENMADRES DESDE LOS PRIMEROS DAS DE EMBARAZO, PERO LOS PADRES SOLO DESPUS DE NACER EL BEB

    45EL PAS SEMANALUNOS 300 NIOS NACEN EN EL MUNDO...