Epistemologia y Psicologia

Embed Size (px)

DESCRIPTION

informacion desde un punto de vista marxista

Text of Epistemologia y Psicologia

  • REVISTA CUBANA DE PSICOLOGA Vol.19. No.3. 2002

    EPISTEMOLOGIA Y PSICOLOGIA. LA DIALCTICA MATERIALISTA Y LA DETERMINACIN DEL PSIQUISMO HUMANO* Dr. Diego Jorge Gonzlez Serra Instituto Superior Pedaggico E. J. Varona.

    RESUMEN El autor expone su punto de vista sobre la dialctica materialista. Destaca que la fuente del desarrollo y el movimiento se encuentra en la unidad de las contradicciones internas y externas que actan de manera diferente segn sean los niveles de la realidad. El determinismo externo - interno es tpico del ser humano, o sea, del nivel socio - histrico.

    ABSTRACT The author express his point of view about the materialist dialectic. He stresses that the sources of development and movement are in the unity of internal and external contradictions which are different in each level of reality. The external and internal determinism is typical for human psyche.

    El problema de la determinacin de los fenmenos psquicos es una cuestin central de la teora psicolgica. En el presente artculo ofrecemos un punto de vista filosfico sobre la dialctica materialista como fundamento epistemolgico de nuestra comprensin del determinismo de los fenmenos psquicos.

    I. LA DIALCTICA MATERIALISTA Y LA TEORA DEL REFLEJO

    Lenin (1961, t. 3, p. 715) llam a "organizar el estudio sistemtico de la dialctica de Hegel desde el punto de vista materialista". Esta orientacin que nos dej supone que la dialctica debe ser concebida y desarrollada en dependencia de su aplicacin al problema fundamental de la filosofa y de la solucin materialista del mismo.

    Desarrollando el punto de vista del materialismo, Lenin (1990, p. 83) expres : "Es lgico suponer que toda la materia posee una propiedad esencialmente parecida a la sensacin, la propiedad de reflejar". Posteriormente otros filsofos marxistas han desarrollado ampliamente estas ideas de V.l. Lenin.

    La teora del reflejo como propiedad universal de la materia es un postulado imprescindible de la concepcin materialista dialctica del mundo. En su aplicacin al conocimiento humano la teora del reflejo indica que la conciencia es un reflejo, una imagen, del mundo material.

    Podramos definir el reflejo, como propiedad universal de la materia, como aquella naturaleza de los fenmenos, objetos o sistemas materiales, de reproducir, en las transformaciones de sus propiedades y estados, las particularidades de otros fenmenos,

    objetos o sistemas con los cuales interactua. Otra caracterstica comn a todo lo existente, se

    expresa en el hecho de que en todos los objetos se dejan sentir las acciones externas a que se hallan sometidos. Las acciones externas determinan tambin la propia naturaleza interna de los objetos y fenmenos y parece como si se fueran sedimentando y conservando en ellos.

    El concepto de reflejo destaca aquellos cambios que en el proceso de interaccin reproducen en forma especfica la estructura de los objetos reflejados.

    Toda accin de un cuerpo sobre otro se convierte en interaccin entre ambos. El reflejo es producto de la interaccin entre los cuerpos, pero a su vez participa en el condicionamiento interno de posteriores interacciones.

    Si la teora materialista del reflejo enfatiza la importancia de la contradiccin externa en virtud de la cual se produce el reflejo de lo externo en lo interno, la dialctica destaca la importancia de la contradiccin interna que acta en el interior de una cosa o fenmeno y es la fuente inmediata de su auto movimiento.

    En nuestra opinin, la teora dialctica de las contradicciones internas como fuente del auto movimiento, en su comprensin materialista, debe concebirse ntimamente vinculada a la teora del reflejo y en consecuencia, para la dialctica materialista la contradiccin interna, aunque irreductible a la externa, debe ser concebida en unidad (interaccin, penetracin y transformacin recprocas) con la contradiccin externa. O sea, para la dialctica materialista la fuente del movimiento y

    1 El presente articulo constituye un resumen de una parte de nuestro libro indito titulado LA CONCEPCIN CIENTFICA Y MORAL DEL

    MUNDO. (Gonzlez, D.J., 1999) 219

  • desarrollo se encuentra en la unidad de las contradicciones internas y externas y no puede ser concebida slo como la contradiccin interna.

    En esta unidad dialctica indisoluble la contradiccin interna es la fuente del auto movimiento, influye sobre la contradiccin externa y la transforma, pero, en ltima instancia, la contradiccin externa, actuando a travs de la acumulacin cuantitativa de su reflejo en to interno, llega a transformar cualitativamente y a determinar la naturaleza interna del objeto o fenmeno.

    Esta concepcin implica considerar la unidad dialctica del auto movimiento, engendrado por la contradiccin interna, con la determinacin externa, producida por la contradiccin externa.

    El determinismo materialista dialctico, la consideracin de la fuente del movimiento y del desarrollo, consiste en la unidad dialctica de las contradicciones internas y externas, del auto movimiento y la determinacin extema.

    En este contexto terico el reflejo debe ser concebido como una penetracin de la determinacin externa en el auto movimiento. El reflejo es producido en virtud de que la determinacin externa acta a travs del auto movimiento interno, es producto de ambos.

    El reflejo no es un simple producto de lo externo. Siempre lo externo acta a travs de lo interno para producir el reflejo y por ello ste ltimo es determinado tanto por lo externo como por el auto movimiento interno.

    La interaccin externa del objeto con su medio acta a travs de las posibilidades internas del objeto y las convierte en la realidad del reflejo.

    En gnoseologa, esta manera de concebir la dialctica y el reflejo nos separa, por un lado, de la concepcin materialista metafsica del reflejo (que niega la contradiccin interna y el auto movimiento que operan en la conciencia y la unidad dialctica de lo interno y lo externo) y por el otro, de la dialctica unilateral del auto desarrollo (que desconoce la importancia fundamental en ltima instancia de la contradiccin externa, de la determinacin externa y del reflejo, en el movimiento y desarrollo de la conciencia y del conocimiento.

    La dialctica unilateral del auto desarrollo o auto movimiento que enfatiza slo la importancia de la contradiccin interna es afn a la dialctica idealista de Hegel y tiene su gnesis en ella.

    Para Hegel la contradiccin externa no juega un rol importante en el desarrollo o es desconocida. Por ejemplo, en su concepcin sobre la gnesis y el desarrollo del hombre, este filsofo ha destacado la auto gnesis del hombre en el trabajo. Hegel considera el trabajo la esencia del hombre. Pero, dice Marx (1965, p. 160 -161) "...el nico trabajo que Hegel conoce y reconoce es el trabajo mental". Su dialctica idealista slo reconoce las contradicciones internas que operan en la conciencia del hombre (el trabajo mental abstracto) como la nica fuente de la gnesis y el auto desarrollo del hombre.

    Sin embargo, para el marxismo, la gnesis del hombre tiene su fuente y origen, en ltima instancia, en la interaccin externa entre el individuo, su grupo social y su medio natural. Y cuando Engels (1961, p. 142 -154) dice que el trabajo engendr al hombre se refiere no al trabajo mental abstracto, sino a la interaccin con la naturaleza en el decurso de la cual se crearon los instrumentos y los bienes materiales.

    La teora del materialismo histrico elaborada por Marx y Engels es totalmente diferente de la concepcin de Hegel sobre el desarrollo social. Para Hegel la historia de la humanidad es el desarrollo internamente contradictorio de la idea absoluta, que para esto utiliza a la sociedad humana. El no tiene en cuenta cmo la contradiccin externa entre la sociedad y la naturaleza (el modo de produccin de los bienes materiales) es en ltima instancia el determinante fundamental del desarrollo de las ideas, de la conciencia.

    Lo mismo ocurre en la concepcin de Hegel sobre el conocimiento humano. Para Hegel este no es otra cosa que la auto conciencia de la idea absoluta que opera en el hombre. Para Hegel el conocimiento no consiste en un reflejo de algo externo al conocimiento mismo, o sea, en un reflejo del mundo material, sino que el conocimiento constituye el auto movimiento de la idea absoluta, la cual toma conciencia de s misma en el hombre. Si para Hegel el conocimiento humano se explica tan solo por las contradicciones internas que operan en la idea absoluta, para la gnoseologa materialista el conocimiento humano se explica por la unidad dialctica de las contradicciones internas (que operan en el conocimiento mismo) y las contradicciones externas entre el sujeto y el objeto y por el reflejo resultante del objeto externo en la conciencia del sujeto.

    Si la dialctica unilateral del auto desarrollo (que slo reconoce la contradiccin interna y el auto movimiento) se aplica nicamente a la materia, conduce a un materialismo vulgar o que niega el rol activo y creador de la conciencia. Si se ve slo en la conciencia nos lleva al idealismo. Y si se aplica a ambos conduce al dualismo.

    Si se traslada la contradiccin interna de Hegel slo al estudio de la materia y de manera eclctica se le aade la teora materialista del reflejo a la consideracin de la conciencia, no se investiga en esta ltima su auto desarrollo creativo en virtud de contradicciones internas y no se aplica la dialctica a la relacin entre materia y conciencia. De aqu resulta un materialismo no plenamente dialctico, muy cercano al materialismo econmico.

    Como slo se concibe la contradiccin interna en la materia, cuando se va a considerar la conciencia se ve su determinacin slo desde fuera, a partir del mundo material. As ocurre cuando se concibe la prctica slo como actividad externa material y se excluye de ella la comunicacin y la actividad psq