La Gaceta del Patriota N°56

  • View
    218

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Imperialismo: El departamento de Estado yankee contra la soberanía económica argentina. P.A.S.O en las comunas: En la 15, surge La Patriada. Columna de opinión: 1, 2, 3 , 4 Ganancias. Brasil: El ajuste. Irán-EEUU: Historia de un acuerdo nuclear.

Text of La Gaceta del Patriota N°56

  • l a g a c e t adel patriota

    Suscribite a la gaceta enviando un mail a i n f o @ c a f e d e l o s p a t r i o t a s . c o m . a rDiseo e impresin. Coop. Grfica del Pueblo 07.04.15

    P r oye c t o Comunidad

    56

    impe-rialis-moel departamento de estado yankee contra la soberana econmica argentinaPor Sebastin Avila

    En un nuevo acto de injerencia en los asuntos de los Estados latinoamericanos, Roberta Jacobson, funcionaria del De-partamento de Estado estadounidense, critic la poltica econmica del gobierno nacional y expres su decepcin por la solidaridad latinoamericana con Ve-nezuela. En la misma semana en que se lleva a cabo la Cumbre de las Amricas, bajo un clima de tensin estipulado por la orden ejecutiva contra la revolucin bolivariana, el gobierno de Obama busca reposicionarse en una regin que no slo

    se declara libre de injerencias, sino que tiende puentes con China y Rusia.

    Las declaraciones de la subse-cretaria del Departamento de Estado ponen en evidencia la poltica de Estados Unidos hacia el continente. En primer lugar, porque a la par de sus crticas a la poltica econmica argen-tina, aparece una expresin de decepcin frente a la posicin latinoamericana que enfrent la orden ejecutiva contra Venezuela. El tono que estn usando ahora los lderes latinoamericanos de-moniza a Estados Unidos, afirm Jacobson en una conferencia en la que se refiri al temario de la prxima Cumbre de las Amricas.

    En paralelo, para el Departamento de Estado, la economa argentina est en muy mala forma porque sigue los lineamientos del ALBA, aunque no forme parte de esa alianza. Es un ejemplo de por qu ese modelo econmico no funciona, sostuvo Jacobson. De all en ms, la funcionaria yankee dividi a los pases latinoamericanos en dos sec-tores. Por un lado, Bolivia y Ecuador a los que consider que: ms all de la retrica, siguen un modelo muy distinto al de Venezuela. Por otro, Argentina y Venezuela, cuyos gobiernos emplearan una poltica

  • 56econmica que no funciona.

    Estas declaraciones coincidieron con un informe tcnico elaborado por la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos, que critic las polticas de control de divisas y las consider una barrera a la inversin privada. All se presenta la preocupacin de em-presas privadas estadounidenses por los controles a las importaciones y al giro de divisas a sus casas matrices. A su vez, se critica la nacionalizacin de las AFJP, porque: Las compensaciones para inver-sores en ese sistema, incluidos agentes de los Estados Unidos, estn todava pendientes y bajo negociacin.

    La respuesta de la cancillera argentina no se hizo esperar. El documento comienza por usar irnicamente las mismas palabras de Jacobson al sostener que: la actual crisis financiera interna-cional, que gener que gran parte del mundo se encuentre en muy mala forma, se origin pura y exclusivamente en el corazn del sistema financiero estadouniden-se. Al mismo tiempo, y criticando la poltica econmica estadouni-dense, se afirma que: La gran mayora de los trabajadores de EE.UU. todava se encuentra ex-perimentando las mismas conse-cuencias de la crisis con prdidas en sus ingresos y en el empleo antes de opinar sobre la realidad de otros pases, los funcionarios de los EE.UU. deberan ocuparse y preocuparse por la realidad de millones de sus compatriotas que todava pagan las consecuencias

    de la aplicacin irrestricta de los preceptos del famoso Consenso de Washington que, como su nom-bre lo indica, no fue precisamente concebido en alguno de esos pases latinoamericanos sobre los que las autoridades estadouni-denses tanto gustan de opinar.

    A continuacin, el comunicado se dedica a desandar los argumentos sobre la cada de la inversin, tanto de Jacobson como del informe de la institucin nor-teamericana: A pesar de la influencia negativa que ejerci la crisis estadouni-dense, la poltica econmica aplicada por Argentina logr un crecimiento econ-mico entre 2003 y 2014 de 5,7 por ciento promedio. Este crecimiento econmico y la estabilidad macroeconmica han permitido que la tasa de inversin se ubique en 19,8 por ciento del PBI en 2014, 5,5 puntos porcentuales por encima de lo registrado en 2003.

    El remate llega de la mano del recuerdo de los aos 90, cuando el pas dlel norte saludaba y propiciaba las polticas que nos llevaron al desastre nacional: Tam-poco se olvida el pueblo argentino que la ltima vez que los funcionarios de EE.UU. vieron a la Argentina en muy buena forma, durante la dcada de 1990, el pas termin en la peor crisis poltica, econmica y social de su historia.

    Sin dudas, la posicin norteamericana se expresar ms cabalmente en la Cum-bre de las Amricas, donde pretendern recuperar el terreno perdido. Con la aparicin en escena de agentes de la derecha venezolana y de la oposicin cu-bana, Estados Unidos pretende montar una cumbre paralela que se dedique a

    deslegitimar a ambos gobiernos.

    Como lo anuncia el mismo comuni-cado de cancillera, la presidenta argentina viajar a la cumbre para expresar, junto al resto de los gobiernos latinoamericanos, su apoyo al gobierno venezolano y su reclamo para que Obama derogue la orden ejecutiva. Por supuesto, la Casa Blanca busca impedir que esto forme parte del temario, lo que pone en evidencia la voluntad de continuar entrometindose en los asuntos internos de nuestra Amrica Latina.

  • P.A.S.O en las comu-nasen la 15, surge la patria-daEl prximo 26 de abril se realizarn las Primarias, Abiertas, Simultneas y Obligatorias (PASO) en toda la Ciudad de Buenos Aires. All se elegirn a los candi-datos de cada partido que participarn en las elecciones para jefe de gobierno, legisladores y comuneros del 5 de julio. En el caso de las juntas comunales, ser la segunda eleccin en la historia de la ciudad y la primera vez que se realizan internas abiertas para esta categora.

    La Comuna 15 nuclea los barrios de Paternal, Villa Crespo, Chacarita, Villa Ortzar, Parque Chas y Agronoma. All se da una curiosidad en estas elecciones: dentro del Frente para la Victoria com-piten 4 listas distintas de precandidatos a comuneros. Una de ellas ofrece una singularidad ms, y es que se presenta como una lista corta que postula nicamente candida-

    tos a comuneros.Se trata de La Patriada, una lista protagonizada por vecinos y vecinas de los barrios. Sus integrantes afirman que para no retroceder en las conquistas del proyecto nacional se debe fortalecer el protagonismo y la participacin popular. Con esa idea como gua, presentaron una lista integrada por maestros, jubilados, feriantes, comerciantes y vecinos y vecinas de los barrios. Todos se muestran con ganas de sumarse al debate sobre la

    Argentina que viene y, como afir-man: a sostener desde la comuna la continuidad del proyecto nacio-nal que encabeza la Presidenta.

    vecinos y vecinas, prota-gonistas de la listaBetty Montes es jubilada y presidenta del Centro de Jubilados Siempre Jvenes. Vive y milita en La Paternal desde hace ms de 40 aos. Creo que los movimien-tos tienen que empezar a surgir desde abajo, con una idea, con una voluntad de laburo, de ver florecer nuestro pas. Por eso nos presentamos los vecinos y las

  • 56

    vecinas del barrio, porque queremos que cada vez haya ms participacin que es la nica garanta de que el pas siga yendo para adelante, explica.

    Sebastin vila es historiador y periodis-ta, y coordina las actividades del Ateneo General San Martn que se convoca en el Caf de los Patriotas para discutir poltica junto a los vecinos. Empec a militar en las asambleas barriales de 2001 y desde ah me sum al trabajo territorial en el asentamiento La Lechera, en la Paternal, participando en espacios de inclusin educativa y de lucha por la vivienda. Hoy la Argentina discute su futuro, y desde el Frente Para la Victoria tenemos que convocar al laburante, al comerciante, al jubilado, a todos nuestros vecinos a ser parte de ese debate. Esa es la nica garanta que tenemos para no volver atrs.

    Gladys vive en Villa Crespo y es feriante del Parque Los Andes. All trabaja como promotora de la Red de Microcrditos para comerciantes del barrio, que ges-tiona la cooperativa Grfica del Pueblo junto al Ministerio de Desarrollo Social de la Nacin. Hace muchos aos estoy

    en el parque y hablo todos los das con la gente. Siempre sent la necesidad de participar y ahora encontr mi lugar. Por eso me sum a La Patriada, porque desde mi lugar puedo aportar para que se sumen ms vecinos a la discusin sobre el futuro de nuestro pas.

    Alfredo es docente en la escuela prima-ria nmero 22 de Agronoma y participa del gremio que nuclea a los maestros. Por su compromiso con la educacin pblica, sus compaeros lo eligieron como delegado. Hoy, las ganas de ser parte de los debates sobre el futuro nacional lo llevaron a sumarse a la lista: La Patriada es una lista formada por los vecinos que bancamos el proyecto nacional de Nstor y Cristina, que puso un giro de 180 grados en la historia ar-gentina. Salimos a contarle a los vecinos los motivos por los cuales sostenemos este proyecto, y proponemos su conti-nuidad.

    Como lo explica cada uno de los in-tegrantes de la lista, la propues-ta de La Patriada es sumar ms participacin poltica desde cada barrio de la comuna. As lo sinteti-

    za Sebastin: Lo que proponemos es una lgica de construccin donde el pueblo sea el protagonis-ta. Como nos ensearon Nstor y Cristina, como lo hicimos en 2001. Por eso es importante llenar las instituciones de participacin y compromiso y abrir las puertas de la comuna para que ms veci-nos participen y se fortalezca la democracia. Gladys agrega: La Patriada es una lista de gente del barrio que quiere dialogar con los vecinos y sumarlos a participar en poltica. Nosotros nos nutrimos del debate, de los argumentos y de las diferencias, y creemos que desde ah se va construyendo da a da el futuro de nuestros hijos y nietos. En el mismo senti