Click here to load reader

LA GESTION ESTRATEGICA DEL

  • View
    224

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of LA GESTION ESTRATEGICA DEL

LA GESTION ESTRATEGICA DEL CAMBIO

LA GESTION ESTRATEGICA DEL CAMBIO

INSTITUCIONAL

GECI

Miguel E. Andrade

PRESENTACIONVarios son los sectores sociales que estn preocupados por el creciente deterioro de las condiciones de vida de la mayora de la poblacin del pas y diferentes son los esfuerzos que se han venido desarrollando para aportar soluciones a este problema, desde diferentes mbitos, perspectivas e intereses; sin embargo, la gran mayora de estos esfuerzos han resultado ser temporales, sobretodo, porque han sido el producto de propuestas diseadas con propsitos especficos y por tiempos definidos; pero hoy estamos pensando en establecer mecanismos que garanticen la sostenibilidad de las propuestas, ms all de la temporalidad y especificidad de las mismas.

Una de las estrategias seleccionadas para buscar la sostenibilidad de las propuestas es su institucionalizacin, entendida sta no slo como su oficializacin o formalizacin, sino como su incorporacin en la gestin de las organizaciones, de tal forma que se transformen en una prctica permanente e irreversible y con un apoyo continuo, especialmente, de los niveles gerenciales.

Entendida as la institucionalizacin surge una pregunta importante: ... cmo volver sostenible a una propuesta si las organizaciones en las que se desea institucionalizarla no son sostenibles? Es, precisamente, esta interrogante la que intenta responder el presente documento, pero a partir de una reflexin sobre lo que est ocurriendo en el contexto global, no slo del pas sino del planeta.

Consideramos que hoy estamos viviendo un cambio de poca que est generando una serie de desorientaciones, contradicciones, turbulencias, inestabilidades, discontinuidades, entre otras consecuencias, y, como resultado de esta situacin, todos los actores sociales, en particular las organizaciones, han empezado a sentirse afectadas por un alto grado de vulnerabilidad, entonces, el reto es desarrollar especiales esfuerzos para pasar de la vulnerabilidad a la sostenibilidad y, con este propsito, se constata la necesidad de emprender procesos de innovacin institucional.

Para apoyar el desarrollo de estos procesos de innovacin institucional, el Proyecto Nuevo Paradigma PNP-, patrocinado por el Servicio Internacional para la Investigacin Agrcola Nacional ISNAR- y por la Cooperacin Suiza para el Desarrollo COSUDE- ha construido un conjunto de pautas conceptuales y metodolgicas, debidamente articuladas en un enfoque estratgico que se ha denominado la Gestin Estratgica del Cambio Institucional GECI-.

Es, precisamente, la propuesta de Nuevo Paradigma la que hoy estamos tratando de adaptar a nuestra realidad, intereses y aspiraciones y ste es un primer producto de este propsito, que parte de un conjunto de reflexiones que buscan justificar, fundamentar y orientar los procesos de innovacin institucional, comprendidos estos procesos como los medios para garantizar la sostenibilidad de las organizaciones.

Los temas tratados en el presente documento son una sntesis y un intento de adaptacin de las reflexiones que el Dr. Jos de Souza Silva Gerente del Proyecto Nuevo Paradigma- hace en un documento publicado bajo el ttulo de LA CUESTION INSTITUCIONAL.

Por tratarse de un proceso en construccin, es evidente que la discusin de la propuesta y las aplicaciones que se vayan desarrollando aportarn a su reconfiguracin hasta contar con algo que sea el producto de nuestras propias experiencias. Por ahora, consideramos que la propuesta del Proyecto Nuevo Paradigma es completamente vlida para las actuales circunstancias y, en particular, para iniciar procesos de innovacin institucional.

LOS FUNDAMENTOS DE LA

GESTION ESTRATEGICA DEL CAMBIO

INSTITUCIONAL

IntroduccinEn la historia de la humanidad, y en particular de nuestro pas, se han producido importantes y frecuentes cambios pero que, sin embargo, no han evidenciado una profundidad tal como para pensar que ellos han sido determinantes en la declinacin de una poca y el surgimiento de una nueva. Estos cambios producidos con cierta frecuencia se han presentado, quiz, slo como una especie de ajustes a la poca vigente en el momento de su presencia. Cuando ellos son evidentes y bastante continuos en periodos de tiempo, relativamente, definidos, podemos hablar de estar viviendo una poca de cambios.

Pero en la actualidad, somos testigos de cambios de mayor significacin que no son simples ajustes a una poca vigente sino que, posiblemente, estn marcando un cambio de poca puesto que ellos estn, sobretodo, reconfigurando las relaciones de poder, las relaciones de produccin y la misma experiencia humana y la cultura de los pueblos.

En qu nos apoyamos para sustentar esta hiptesis? ... Fundamentalmente en las lecciones dejadas por la historia. Cuando, alrededor del siglo XVII, perda su liderazgo el paradigma del agrarismo para ceder el paso al del industrialismo se produjeron transformaciones cualitativas, igualmente, profundas y estos cambios crearon situaciones de inestabilidad, turbulencias, discontinuidades, desorientaciones, incertidumbres, inseguridades y, como consecuencia, la vulnerabilidad de todos los actores sociales.

Creemos que hoy est ocurriendo algo semejante. Profundos cambios estn configurando una nueva poca: se trata de una nueva poca, definitivamente, influenciada por el contexto internacional; una poca en la que est emergiendo el paradigma de la globalizacin y que, igualmente, muestra evidentes signos de alta vulnerabilidad en todos los actores sociales: en los individuos, en las organizaciones privadas, en las organizaciones del sector pblico, en empresas, en el sistema educativo y, sobretodo, en las organizaciones campesinas.

Algunos de los elementos que

caracterizan un cambio de poca

La visin del mundo y el paradigma del desarrollo

Durante la vigencia del agrarismo, la visin del mundo era orgnica, muy asociada al modo de desarrollo medieval, pero cuando esta visin entra en crisis es una visin mecnica del mundo la que toma fuerza, evidentemente, porque el paradigma del desarrollo que entra en vigencia es el del industrialismo. Qu ocurre ahora? ... En nuestro pas, probablemente, desde hace dos dcadas, el industrialismo comienza a perder su liderazgo y se evidencia la fuerte influencia del nuevo paradigma de desarrollo: la globalizacin.

Consideramos importante revisar algunos hechos locales relevantes; por ejemplo: pierden vigencia las leyes de fomento industrial; desaparecen algunas instituciones que tenan como misin el fomento de la industria nacional (CENDES, CENAPIA); muchas empresas llegan a quebrar por su incapacidad para competir con los productos extranjeros, generndose altos niveles de desempleo; por otro lado, si bien la industria petrolera es la que genera los principales ingresos del Estado, no es menos cierto que su desarrollo ha estado influenciado por la tecnologa extranjera y, desde una perspectiva nacional, comienza a ser cuestionada, particularmente, por sus impactos ambientales: contaminacin, destruccin de la foresta y en general de la biodiversidad. Respecto a esta industria, hoy surgen importantes inquietudes sobre si no existen otras alternativas de generacin de ingresos capaces de sustituir a las del petrleo, como por ejemplo, la venta de servicios ambientales.

La naturaleza, rumbo y prioridades del desarrollo

Durante la vigencia de una determinada poca, la naturaleza, rumbo y prioridades del desarrollo permanecen relativamente estables; sin embargo, lo que hoy constatamos es un fuerte cuestionamiento al modelo de desarrollo vigente.

Precisamente, la conciencia generada sobre los altos costos ambientales, sociales y econmicos del modelo de desarrollo de nuestro pas -sustentado en el petrleo- es una de las causas de las inestabilidades, desorientaciones, discontinuidades y turbulencias: hay sectores que consideran oportuno volver la mirada al agrarismo, otros que creen que el industrialismo sigue siendo la opcin para nuestro medio, otros que han considerado como eje del desarrollo al mercado de capitales, otros buscan un desarrollo equilibrado y en armona con la naturaleza y, no pocos, quienes creen necesario incorporarnos al paradigma de la globalizacin, especialmente, por considerar que siendo el nuestro un pas altamente dependiente, no tiene la capacidad para construir un modelo propio de desarrollo. El problema, precisamente, va por esta direccin: el alto grado de dependencia de nuestro pas no nos permite sustraernos de la fuerte influencia de las fuerzas transnacionales, que son las que estn empujando al mundo a una economa informacional, cuyo auge se sustenta, principalmente, en el desarrollo tecnolgico, sobretodo, de la comunicacin.

Parecera que son muchos los dilemas que viven nuestras lites gobernantes: promovemos un desarrollo autnticamente local? son, verdaderamente, las fuerzas del mercado las que nos obligan a incorporarnos en el paradigma de la globalizacin? existen otras presiones externas que no nos permiten la autonoma para decidir nuestro rumbo? existe alguna situacin de equilibrio que posibilite un balance entre diferentes posiciones? Y si no existe ... cmo construir una posicin de equilibrio?

Estas y otras tantas incgnitas que no han sido resueltas, mas otros factores, son los elementos que estn contribuyendo a crear un clima de vulnerabilidad de todos los actores sociales, desde el ciudadano hasta el mismo Estado.

Los marcos orientadores del desarrollo

En cada poca han existido marcos para pensar y para actuar que se han constituido en la orientacin de los actores sociales, polticos y econmicos del pas; estos marcos han estado definidos por enfoques, valores, principios, conceptos, modelos, premisas, promesas, etc.

La ltima dcada, al parecer, se ha constituido en la dcada de la bs