Mario Solorzano

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Guia de lectura

Text of Mario Solorzano

  • Gua de Lectura No 2 Texto: Reflexiones sobre la Democracia Mario Solrzano Martnez. Facultad de Ciencias Jurdicas y Sociales. Curso: Ciencia Poltica, Facultad de Derecho. Centro Universitario de Chimaltenango. Docente: Lic. M.A. Jos Eusebio Guoz Esquit. GUIA DE PREGUNTAS A RESPONDER: Instrucciones: Se le solicita la lectura completa del documento adjunto: Reflexiones sobre la democracia, Mario Solrzano Martnez.

    1. Resumen o sntesis de la lectura (mximo una pgina)

    2. Partes o aspectos principales que a su criterio desarrolla el autor, mnimo 1 pgina.

    3. A partir de la lectura realizada, con su opinin personal y en base a la realidad actual, explique si la democracia se ha consolidado o sigue en transicin para el caso guatemalteco. Argumente. (puede incluir aspectos de fundamentacin segn el autor).

    .

    DELLResaltado

  • 12

    El estudio de la etapa histrica denominada de transicin democrtica obliga a definir tres conceptos claves: democracia, transicin y consolidacin democrtica con la finalidad de precisar el estado actual del sistema poltico. La definicin de estos conceptos resulta indispensable, primero, por la utilizacin de una metodologa sustentada en la elaboracin de modelos interpretativos, que permitan fijar un punto de partida de la transicin y un punto de llegada en relacin con el modelo democrtico (tipo ideal), para poder contrastar el estado en la transicin. Segundo, para contribuir al debate actual sobre la transicin estableciendo de qu democracia estamos hablando, lo cual puede permitir hacer precisiones, que coadyuven a clarificar las diversas percepciones existentes en la imaginaria ciudadana, en el anlisis acadmico y en las justificaciones poltico ideolgico de las fuerzas sociales y organizaciones polticas del pas.

    13

    REFLEXIONES SOBRE LA DEMOCRACIA

    Mario Solrzano Martnez

    CONTENIDO

    1. ALGUNAS CUESTIONES METODOLGICAS

  • En tercer lugar, resulta necesario tambin definir el concepto de transicin, para saber cules son las tareas hasta ahora cumplidas, las pendientes y si hemos alcanzado un estadio de desarrollo, que nos permita asegurar que la transicin ha terminado. Y por ltimo, la definicin del concepto de consolidacin democrtica permite medir las tareas pendientes, en el largo camino para establecer por siempre un modelo poltico democrtico.

    Un segundo punto de carcter metodolgico es el relacionado con el corte histrico para establecer el inicio y el final de la transicin. Sin duda, cualquier decisin resulta arbitraria, al depender de la voluntad del investigador. Sin embargo, ante la imposibilidad de evitarlo, lo importante es mostrar el porqu de la decisin y las razones histricas que condujeron a la misma.

    En el estudio del llamado perodo de transicin democrtica hemos encontrado tres visiones: a) Los que consideran que el proceso se inicia a partir del golpe de Estado de 1982; b) aquellos que sostienen la hiptesis de que comienza con el gobierno del presidente Vinicio Cerezo Arvalo (1986); y c) los que visualizan que la transicin democrtica apenas comienza con la firma de los acuerdos de paz [Sandoval, et. al., 1997].

    En relacin con la finalizacin de la transicin democrtica tambin se registran tres visiones: a) Los que consideran que an no ha finalizado, en donde se inscribe una amplia mayora de analistas; b) los que compartimos la tesis de que la transicin ha finalizado con la firma de los acuerdos de paz; y c) los que descartan la utilizacin del concepto de transicin democrtica y prefieren utilizar el de situacin democrtica.

    Por ltimo, una breve explicacin sobre la utilizacin

    de modelos. Lo cual, nos permite estudiar fenmenos

    14

    especficos dentro de lmites histricamente cambiantes, que en sentido genrico dependen en gran medida de la voluntad del hombre.

    En otras palabras; permiten fijar los elementos claves que conforman el fenmeno, los cambios que se van produciendo en el mismo, durante una etapa determinada con algn grado de certeza; y por ltimo, fijar un punto de llegada y de comparacin, lo cual resulta vital para alcanzar un grado de explicacin del caminar de la transicin democrtica, durante un tiempo histrico.

    Entendemos por modelo: "una construccin terica

    destinada a exhibir y explicar relaciones reales, que subyacen a las apariencias existentes entre los fenmenos que se estudian o en el interior de cada uno de ellos" [Macpherson 1991: 11]. A lo cual agregara la importancia de tener un norte y un punto de comparacin, en la explicacin del fenmeno.

    David Easton agrega que un sistema poltico no es una constelacin de seres humanos escogida para nuestra investigacin, sino un conjunto de interacciones aisladas de otros tipos de interacciones en las que intervenga el ser humano [Easton, 1969: 63]. Esta puntualizacin permite arribar conjuntamente con Macpherson a que en el anlisis de los modelos polticos -pasados, presentes y posibles- deben mas estar muy atentos a dos cosas: uno, lo que se presupone acerca de la sociedad en la cual acta determinado sistema poltico; y dos, lo que se presupone acerca de las persona: que lo hacen funcionar [Macpherson, 1991: 14]. En este sentido, resulta imprescindible tener en cuenta tambin qu se presupone en el mbito internacional. En resumen en una metodologa basada en la elaboracin de modelos se requiere de tres previsiones, que esperamos cumplir: lo que se presupone del contexto nacional, lo que se presupone del contexto internacional y lo que se presupone de los hombres que lo hacen funcionar. En otras palabras, el papel del hombre en la historia.

    . 15

  • 2. EL CARCTER DE LA DEMOCRACIA LIBERAL y la visin moderna de la misma para comprender el porqu del apellido liberal, con el cual he calificado a la democracia en este apartado y con el que seguir nombrndola.

    La mayora de autores que han estudiado este tema coinciden en sealar la existencia de una diferencia radical entre el concepto antiguo y moderno de la democracia. Esta diferencia radical, descansa entre otros, en los siguientes puntos: a) La democracia antigua est pensada en trminos de

    sociedades homogneas, pequeas en nmero e inde-pendientes. La polis griega era homognea desde el punto de vista de que nicamente los hombres libres eran considerados ciudadanos. Los esclavos no entraban en esta categora y por lo tanto estaban excluidos; por ello, no es de extraar y as fue aceptado por el liberalismo, que este tipo de sociedad fuera destruida por la lucha de clases. Las ciudades griegas se asemejaban a una comuna (pequeas en nmero de habitantes) y por otro lado, eran independientes en la toma de sus decisiones. Por ello, no es de extraar, que en la tradicin general occidental de pensamiento poltico, desde Platn y Aristteles hasta los siglos XVIII y XIX la democracia se defina como algo aparte y no se pensaba en ella, como el gobierno de los pobres, los ignorantes y los incompetentes, a expensas de las clases ociosas, civilizadas y ricas. La tradicin (Occidental general, hasta los siglos XVll y XIX era, por tanto, la democrtica o antidemocrtica. [Macpherson, 1991: 20]. Por el contrario, la democracia liberal fue pensada para adaptar un modelo de gobierno democrtico a una sociedad dividida en clases. En esto coinciden la mayor parte de investigadores de las ideas polticas.

    b) Una segunda diferencia descansa en la existencia de una democracia directa en la polis, en cambio una democracia indirecta en la sociedad moderna. No se dispone de experiencia alguna en la actualidad de democracias directas. Todas las democracias son indirectas, es decir

    Definiciones de democracia existen tantas como autores han tratado el tema, sobre todo porque estamos hablando de un concepto con ms de dos mil aos de vida, que sin duda ha ido cambiando en el tiempo. Pero adems, que se encuentra inmerso dentro de la pasin que despierta la lucha por el poder, las ideologas polticas y la experiencia.

    A esto responde la necesidad de darle un tratamiento cuidadoso, que est por encima de las pasiones y las ideologas. Para poderlo alcanzar, ese tratamiento debe descansar en la historia.

    Lo anterior, adquiere sentido si compartimos la apreciacin de que los trminos que pasan a formar parte esencial de la(s) definicin(es) de democracia han sido moldeados por la experiencia y reflejan cuanto hemos aprendido de la experiencia histrica. Tericamente hay muchas democracias posibles, es decir concebibles lgicamente; pero no hay muchas posibles histrica-mente. [Sartori, 1991: 330] Este planteamiento resulta ser clave en el anlisis que pretendemos hacer, en virtud que no se trata de imaginar proponer un modelo ajustado a nuestras preferencias ideolgicas, sino analizar si el modelo poltico guatemalteco se aproxima o no al modelo de la democracia liberal (tipo Ideal). Y en ese sentido, la definicin del concepto de democracia no puede ser convencional o arbitraria, ya que se encuentra enraizada en la historia y se deriva de la historia como bien lo ha sealado Giovanni Sartori en el libro indicado.

    2.1. DEMOCRACIA ANTIGUA Y MODERNA

    Una primera aproximacin al concepto debe permi-

    tirnos diferenciar claramente la visin antigua de

    democracias

    16 17

  • representativas. Estamos gobernados por representantes no por nosotros mismos. Y ste ha sido uno de los mayores logros de la democracia liberal, que permite superar la gobernabilidad en pequeas comunidades para pasar a gobernar los grandes conglomerados que hoy conforman las sociedades modernas.

    c) Individualismo y libertad son conceptos totalmente diferentes en su significado antiguo y moderno. En la

    polis era totalmente desconocida la distincin entre esfera pblica y privada. Para los griegos el hombre y el ciudadano eran exactamente lo mismo, de la misma forma q