Rousseau, ¿un pensador utópico? - Biblioteca Digital .ROUSSEAU, ¿UN PENSADOR ... D.D. = Discurso

  • View
    214

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Rousseau, ¿un pensador utópico? - Biblioteca Digital .ROUSSEAU, ¿UN PENSADOR ... D.D. = Discurso

  • ROUSSEAU, UN PENSADOR UTOPICO?*

    JOSE LUIS DEL HIERRO

    An sin ser uno de los aspectos ms debatidos del pensamiento de Jean Jac-ques Rousseau, el del carcter utpico del mismo ocupa un lugar destacado en la historiografa del ginebrino. Y como en otros aspectos esenciales de su obra, tampoco existe acuerdo entre quienes han abordado el tema a la hora de conside-rarlo dentro o fuera de las corrientes utopistas.

    La complejidad de su discurso, la profusin de elementos contradictorios, reales o aparentes, justificaran por s solas la existencia de tan dispares interpre-taciones. Pero en este caso existe un plus de dificultad, una complicacin aadi-da: la que encierra la determinacin del concepto utopa.

    Quiz por ello exista una tendencia evidente a soslayar este tema, a sumer-girse en la obra rousseauniana sin haber previamente establecido qu se entiende por utopa, cules son los elementos que caracterizan el pensamiento utpico.

    As, ocurre con frecuencia, con damasiada frecuencia dira yo, que tras un largo debate en el que se ha analizado exhaustivamente la obra de Rousseau en busca de elementos utpicos, la conclusin sea: bien, se puede afirmar o negar la presencia de dichos elementos en el pensamiento de Rousseau dependiendo de lo que cada uno entienda por utopa.

    Cualquiera de las interpretaciones posibles (Rousseau en un pensador ut-pico, Rousseau no est includo en el pensamiento utpico o existen dos compo-nentes en su obra uno utpico y otro que no lo es) exigira previamente un posi-cionamiento, una respuesta clara acerca de lo que la utopa es y significa.

    Quienes hayan ledo lo que antecede, habrn podido comprender cul va a ser el camino Que vov a transitar en mi anlisis. Pretendo en primer trmino aproxi-marme al concepto de utopa. Una vez conseguida dicha~ aproximacin aplicar

    Todas las referencias a la obra de J.J. Rousseau han sido extradas de las Obras Comple-tas: ROUSSEAU, Oeuvres Completes, L'Integrale, Aux editions du Seuil, 1967. Abreviaturas utilizadas: O.C. = Obras Completas; D.C.A. = Discurso sobre las Ciencias y las Artes; D.D. = Discurso sobre el origen y la desigualdad entre los hombres; C.S. = Contrato Social.

    Cuadernos de la Facultad de Derecho, 16 (Palma de Mallorca 1988).

  • 82 JOS E LUIS DEL HIERRO

    el discurso rousseauniano al concepto, buscando concordancias y discrepancias, puntos de referencia, contactos o disidencias.

    Creo que slo trabajando en esta direccin pueden hallarse resultados positivos. Slo determinando previamente qu se entiende por utopa tendr sentido la in-vestigacin acerca de ese aspecto del pensamiento de Jean Jacques.

    1

    Hallar una definicin omnicomprensiva del trmino utopa no es tarea fcil. El estudioso que aborde el tema se encontrar como dice Neuss "ante un con-glomerado de variaddimos intentos de definicin, de apreciaciones tericas he-terogneas y de aplicaciones del trmino apenas relacionadas entre s, pero que han ido desarrollndose y almacenndose de manera sucesiva y paralela" (1).

    Por mi parte abundara en el hecho de que, con demasiada frecuencia se in-curre en el error de "tomar al todo por la parte", definiendo la utopa solo en fun-cin de aspectos parciales, conceptundola atendiendo a lo que no es sino alguno de los elementos que la integran.

    De esta manera se pueden sealar como variantes principales de la utiliza-cin del concepto utopa: aquella que la identifica en la forma literaria de la no-vela utpica; la que le circunscribe al elemento histrico-intelectual o histrico-cientfico o la que hace referencia al elemento intencional o concepto intencional de la utopa (2).

    No son pocos los autores que reducen el mbito de la utopa a la utilizacin de una determinada forma de expresin o narracin, considerando como utpi-cos slo a quienes se expresan mediante este mtodo narrativo. La aceptacin de esta variante conceptual implicara en puridad que habra que referirse a los se-guidores de este gnero literario como escritores utpicos en lugar de como pen-sadores utpicos.

    Ms numerosos son los autores que circunscriben el pensamiento utpico a un momento histrico determinado extramuros del cual solamente cabra hablar de metautopismo o pseudoutopismo. Ese momento histrico suele hacerse coin-cidir con la modernidad (3). Tan solo merecera la consideracin de utpico el pensamiento de esas caracterstcias surgido en le poca moderna; no seran uto-pas las del mundo greco-latino o clsico, ni las contemporneas.

    Finalmente fue E. Bloch quien por primera vez habl de un concepto inten-cional de la utopa en lo que sin duda constituye el intento ms enjundioso de trascender los meros elementos formales o coyunturales al uso hasta esa fecha, buscndole un sentido pluridimensional y totalizador.

    (1) Neussus A.: Dificultades de una sociologa del pensamiento utpico." en "Uto-pa". Barcelona 1971. pg. 9. .

    (2) En este sentido ver E. Bloch: "Geist der utopie". Franckfort-Maine. 1964. (3) Op. cit. pg. 24.

  • ROUSSEAU, UN PENSADOR UTPICO? 83

    Me apresuro a decir que creo, con las matizaciones que ir introduciendo su-cesivamente, es esta tercera utilizacin conceptual aquella que ms y mejor nos puede aproximar a la definicin de utopa, objetivo que por su parcialidad no pueden alcanzar las dos restantes.

    Pero afirmar el elemento de la intencionalidad no es suficiente para definir la utopa. Supone, s, un decisivo avance en relacin a las restantes concepcio-nes, pero no basta. Restan una multiplicidad de aspectos y slo dndoles a todos ellos una respuesta adecuada se acceder a una nocin vlida de la utopa.

    Desde este punto de partida y reconociendo que quiz suponga una antici-pacin precipitada, prefiero adelantar ahora mi concepto de utopa sin perjuicio de que posteriormente, a lo largo del trabajo, lo vaya desarrollando pormenori-zadamente.

    Defino la utopa como: Creacin humana intemporal que entraa la cons-truccin terica y sistemtica de un orden social futuro valorado como ptimo y que se ofrece a la colectividad como alternativa y oposicin al presente.

    A partir de esta definicin voy a analizar, desglosndolos, cada uno de los elementos que la integran.

    La utopa como creacin humana.-

    La elaboracin de un proyecto vital y lo que ello lleva aparejado, es patri-monio exclusivo del ser humano y forma parte de su naturaleza. En ella est la posibilidad, esencial, de idear la vida, su vida, su quehacer en ella, tracendiendo los lmites de lo inmediato. En el ser humano "lo que va a ser" est ya contenido en el "siendo", que, de este modo, es, a la vez, realidad de presente y proyeccin al futuro.

    Es esta conviccin la que me lleva a afirmar que el ser humano es, en poten-cia, naturalmente utpico o, dicho de otro modo, que es natural en el hombre su condicin utpica (4). Porque la utopa no es sino la determinacin de un proyec-to vital, una ideacin trascendente (tracen dente en un doble sentido: a la inme-diatez y a la propia individualidad) cuyos caracteres, peculaires, no empecen su calificacin como tal. En este sentido se puede decir que no todo proyecto vital ser necesariamente utopa pero si que toda utopa es proyecto vital y en esa me-dida consustancial a la naturaleza del ser humano (5).

    Como dice el prefesor Recasens Siches, (6), en el obrar humano se produce

    (4) Esta idea aparece reflejada en la obra de J. Ortega y Gasset: "El tema de nuestro tiempo." O.C. Tomo III Pgs. 143-207. Madrid 1966 (6'ed.).

    (5) Op. cit. pg. 462. (6) L. Recasens. "Tratado General de Sociologa." Mxico 1982. (3' ed.).

  • 84 JOSE LUIS DEL HIERRO

    una inversin del proceso de causalidad; el hombre imagina primero unos efec-tos y pone luego en accin los medios para lograrlo. Acta el presente proyectan-do en l los fines que, imagina, optimizarn su realidad. Ah se ha consumado la simbiosis presente-futuro y es ah donde anida la motivacin de su hacer.

    La utopa es anticipacin, proyeccin de un fin, efecto que antecede a la causa y en ese sentido no solo exclusivamente humana sino, y ello es lo realmente significativo, esencialmente humana. Si en el hombre hay naturaleza corporal y naturaleza psquica, la esencia de lo humano consiste en esa peculiar estructura de su obrar, la posibilidad de ideacin de un proyecto que de esta manera se in-tegra en la realidad presente. Es en este sentido en el que afirmo el carcter esen-cial de la utopa.

    Por otra parte, el ser humano es el nico ser que "vive" entendiendo por vi-vir el plantearse permanentemente el problema de su "yo" frente al "otro" (ese otro puede ser una persona individual o el mundo que le rodea) tenindolo que resolver en cada momento. Es conflicto y solucin. Ambos elementos en forma de crtica (conflicto) y propuesta (solucin), se hallan presentes en forma eviden-te en las utopas. Por ello vivir equivaldra a tener capacidad utpica y ser huma-no a ser capacitado para pensar o idear utopas.

    Esta reflexin que pudiera parecer una disgresin irrelevante va, sin embar-go, a adquirir un sentido incisivo a la hora de analizar el segundo de los elemen-tos que a mi entender conforman el concepto utopa.

    La utopa un concepto intemporal

    He sealado cmo una utilizacin del concepto de utopa encierra sta en un momento histrico preciso cual es la Modernidad. Son muchos los autores que afirman el carcter exclusivamente moderno del pensamiento utpico. As por ejemplo J .A. Maravall escribe: "La utopa es un producto moderno en el que se revela la condicin fabril del hombre" (7). Ignacio Sotelo por su parte afirma ro-tundamente: "Permtasenos enunciarlo a manera de tesis: el pensamiento utpi-co nace con la Modernidad y al trmino de ella se disuelve en ideologa" (8).

    Esta limitacin temporal de lo utpico suele ir, lgicamente unida a la iden-tificacin utopa-burguesa en el sentido de afirmarse que es esta clase social la inspiradora del p