Guia autismo

Embed Size (px)

Text of Guia autismo

  • 1. CONSEJERA DE SALUDta! autisctroTEA Trastor nos gua del Espe para su deteccin precoz

2. TEA ! Trast gua ornos del Espectroutisata para su deteccin precozCONSEJERA DE SALUD 3. Federacin Autismo Andaluca Salvador Repeto GutirrezDirector Tcnico APNA-Cdiz ! Marcos Zamora Herranz Psiclogo de Autismo Andaluca Instituciones PblicasSyra Borrs Pruneda Asesora Tcnica D. G. de Salud Pblica y Participacin Consejera de Salud Rafaela Caballero Andaluz Profesora Titularde la Universidad de SevillaAna Mara Carriazo Prez de GuzmnJefa del Sv. de Cartera de ServiciosSubdireccin de Programas y Desarrollo D. G. de Asistencia Sanitaria Servicio Andaluz de Salud Antolina Expsito Alburquerque Asesora Tcnica D. G. de Salud Pblica y Participacin Consejera de SaludAna Martnez RubioMdico Pediatradel Centro de Salud de Pilas edicin JUNTA DE ANDALUCA Consejera de Salud diseo + maquetacin Esther Morcillo + Fernando Cabrera ilustraciones Obra grfica de Enrique Garca impresin Escandn Impresores depsito legal SE-2222-2005 4. la Consejera de Salud est desarrollando una comunicacin continuadaentre las asociaciones de afectados y la organizacin sanitaria, con el objetivo de irmejorando no solo la calidad de la atencin de los servicios, sino adems articular elmejor apoyo para los pacientes y su entorno, que se puede prestar tambin desde lasasociaciones.Esta gua que tenis en vuestras manos es buen ejemplo de ello, de forma que son lasmismas asociaciones las que, gracias a sus interrelaciones en un mundo global y susasesores profesionales, aportan instrumentos tcnicos que mejoran ostensiblemente larespuesta a los problemas de salud; en este caso, referida a la aplicacin de un cuestionariode deteccin que facilita el diagnstico precoz de los afectados por lo que hoy se denominaTrastornos del Espectro Autista.Estamos pues ante el tipo de colaboracin mas avanzada en un marco democrtico, quepermite el mejor fruto de unas relaciones bien entendidas, en las que la colaboracin yla implicacin de los distintos actores, predomina sobre los intereses sectoriales de unosy de otros. Estos frutos, vemos que hoy alcanzan a las actuaciones tcnicas de los serviciosy que partiendo de propuestas de alta calidad, han sido adaptadas y validadas por losplanificadores, gestores y profesionales de nuestra organizacin.Hoy estamos asistiendo a una amplia diversidad de formas de participacin en salud, quesin duda generan multitud de beneficios inmediatos y de futuro, que tenemos que encauzar 5. debidamente en una poltica de participacin, que haga posible este tipo de sinergias. LaConsejera de Salud est empeada y decidida en el desarrollo de este marco conjuntode colaboracin, donde no solo se trata de dar satisfaccin a los derechos, sino comovemos en la practica, se convierte en herramienta de cambio para la atencin que prestamosa nuestros ciudadanosnicamente nos resta agradecer el trabajo y el esfuerzo que todos los profesionales ymiembros de la federacin han realizado, y que han hecho posible el avance que esta guasupone. Animamos pues a su utilizacin, y a tener en cuenta las recomendaciones queen ella se explicitan Josefa Ruiz Fernndez Directora General de Salud Pblica y Participacin Social 6. NDICEintroduccin 28 los trastornos del espectro autista [TEA] directorio7 268bibliografa prevalencia etiologaactuaciones 2410 mecanismos subyacentes en los TEAtratamiento12 18 14 notas seales de alerta 22 20metodologa CHAT:un instrumento para la deteccin cuestionario CHAT 7. 6 8. el objetivo de esta gua es facilitar la tarea de los mdicos pediatrasdel Sistema Sanitario Andaluz en la mejora de la deteccin de los nios y niascon sospecha de padecer un Trastorno del Espectro Autista (TEA).Hasta este momento, la deteccin de este trastorno se hacia en torno a los 36 meses.Con su adelanto se obtiene una mejora derivada de los beneficios de una intervencinprecoz adecuada, que repercute adems en el mejor trato del desconcierto y laincertidumbre, tanto por parte de padres como de educadores, respecto a cmo tratara su hijo/alumno.En la ltima dcada de investigacin dentro del mbito de los TEA se ha hecho unesfuerzo importante para determinar cuales seran las seales de alarma, que ya desdeedades tempranas, podran informar a un profesional de la existencia de un altoriesgo de estar ante un nio pequeo que lo padezca. Por ello es importante incorporarel conocimiento, por parte de los profesionales que llevan a cabo el seguimiento desalud infantil (comnmente llamado programa del nio sano), de dichas seales dealerta o indicadores de riesgo para la deteccin precoz del autismo. Seales que sonfcilmente detectables alrededor de los 18 meses de vida del nio.Con esta deteccin temprana se posibilitar el derivar lo antes posible al nio/a conun alto riesgo de padecer un TEA a un diagnstico en profundidad y a la intervencinms adecuada para l/ella, y as, optimizar los aprendizajes en la etapa tan fructferapara el desarrollo como es la que precede a la edad de escolarizacin en educacinprimaria. Tambin permitir comenzar la formacin inmediata de educadores ypadres para la utilizacin temprana de tcnicas y estrategias educativas especficaspara estos nios y nias 7 9. tistadel Espectro Au Los Trastornos ( TEA )actualmente se consideran los Trastornos del Espectro Autista como trastornosneuropsiquitricos que, presentando una amplia variedad de expresiones clnicas, son elresultado de disfunciones multifactoriales del desarrollo del sistema nervioso central.En el concepto del Espectro Autista no solo se incluyen a los nios/as con TrastornosGeneralizados del Desarrollo descritos por clasificaciones internacionales, CIE-10 y DSMIV; tambin englobara a aquellos/as que presentan un conjunto de sntomas autistassituados en un continuo.De este modo los Trastornos del Espectro Autista se reflejan en la alteracin cualitativade tres reas fundamentales del desarrollo de la persona y que se alteran con distintagravedad y tienen una presentacin clnica particular en cada individuo:1 Alteracin del desarrollo de la interaccin social recproca.2 Alteracin de la comunicacin verbal y no-verbal.3 Desarrollo de un repertorio restringido de intereses y comportamientos.Estas alteraciones persisten a lo largo de la vida y se presentan con caractersticas diferentessegn el momento de desarrollo (primera infancia, etapa educativa, adolescencia, adultez);8 10. varan tambin en funcin de factores como la asociacin de otros sndromes, el gradode afectacin y el nivel intelectual (el 75 % cursan con retraso mental).Todos los nios y nias con TEA comparten alteraciones comunes en las tres reas yamencionanadas:1 Alteracin del desarrollo de la interaccin social recprocaSe observan importantes dificultades para la empata, la relacin con iguales y un escasointers por las personas. La manifestacin de esta alteracin puede tener distintaspresentaciones conductuales, encontrndose patrones que van desde el aislamiento socialsignificativo, otras ms pasivas en su interaccin social con escaso inters hacia losdems y otras que pueden ser muy activas en establecer interacciones sociales, pero quefracasan, porque lo hacen de forma extraa y unilateral sin tener en cuenta las reaccionesde los dems.2 Alteracin de la comunicacin verbal y no-verbalAlteraciones de la mirada, retraso en el desarrollo de las conductas gestuales como el sealary, muy a menudo, del lenguaje oral as como falta de respuesta a la voz humana. La variabilidaden las manifestaciones en estos dficits van desde la ausencia de lenguaje (mutismo funcional)a la utilizacin del lenguaje de forma aparentemente adecuada. Sin embargo, todos compartenuna grave alteracin en el intercambio comunicativo recproco, en el uso del lenguaje paracompartir, en el empleo de peculiaridades lingsticas (ecolalia, inversin pronominal einvencin de palabras) y en la expresin y comprensin de claves emocionales.3 Repertorio restringido de intereses y comportamientosSe caracteriza por un inters desmedido por determinadas conductas repetitivas con supropio cuerpo (aleteo de manos, balanceos, carreras sin objeto) o ciertos objetos, o unapreocupacin excesiva por mantener las rutinas y resistencia a cambios en el ambiente.Su actividad imaginativa se ve alterada, abarcando desde una incapacidad en desarrollarjuego funcional y/o simblico con objetos hasta un uso de estas habilidades repetitivo,obsesivo y poco flexible 9 11. PREVALENCIALos ltimos estudios epidemiolgicos reflejan que los TEA afectana 1 de cada 166 personas si tomamos en consideracin todo elespectro del trastorno. Otro dato relevante es que los TEA afectana la poblacin masculina en una proporcin de 4:1 con respecto ala femenina. Los estudios apuntan la incidencia de los TEA en lamisma proporcin en todas las clases sociales y en las diferentesculturas afectadas ETIOLOGALa evidencia cientfica coincide en establecer que los sntomas delos Trastornos del Espectro Autista son el resultado de alteracionesgeneralizadas del desarrollo de diversas funciones del sistemanervioso central. La causa o causas, est an por dilucidar, aunquehay clara coincidencia en que son de naturaleza biolgica. Estclaro que no se trata de una causa biolgica nica, sino que hayque pensar en una etiologa multifactorial. En la mayora de loscasos hay que considerar el papel de factores hereditarios, conuna contribucin gentica compleja y pluridimensional, que daralugar a una gran variabilidad en la expresin de las conductas.Sin embargo, los genes por si solos no pueden explicar todas lasvariaciones que se dan en las desviaciones muy precoces. Hay quetener en cuenta la interaccin entre el potencial gentico y elentorno biolgico a nivel pre y perinatal. En otros casos existeuna gran relacin entre los TEA y algunas patologas genticas(fenilcetonuria, esclerosis tuberosa, neurofibromatosis, sndromede X frgil).Actualmente existe evidencia cientfica de que un mecanismo causalbiolgico est presente en la etiologa del autismo. Se ha demostradoque no hay ninguna relacin causal entre las actitudes y