Discurso Eva Díaz Tezanos en el Pleno de Investidura del presidente de Cantabria

Embed Size (px)

DESCRIPTION

1 de julio de 2015.

Text of Discurso Eva Díaz Tezanos en el Pleno de Investidura del presidente de Cantabria

  • 1

    EVA DAZ TEZANOS

    Presidenta del Grupo Parlamentario Socialista

    INTERVENCIN EN EL PLENO DE INVESTIDURA

    DEL PRESIDENTE DE CANTABRIA

    1 DE JULIO DE 2015

  • 2

    Hoy nos reunimos aqu, en el Parlamento de Cantabria, para tomar una de las

    decisiones ms trascendentales que se pueden tomar en democracia, la de

    elegir al presidente que, junto a su prximo Gobierno, va dirigir los destinos

    de esta tierra y sus ciudadanos durante los prximos cuatro aos.

    El de hoy, es un acto muy importante en nuestro sistema democrtico,

    sistema que cost muchos aos y vidas conseguir en Espaa. Creo

    sinceramente que tenemos la obligacin de recordar a las generaciones ms

    jvenes, que la democracia de la que hoy disfrutamos es producto de la lucha

    de generaciones anteriores que se sacrificaron por nosotros.

    Como nos recuerda el poeta y ensayista mexicano Octavio Paz: Una nacin

    sin elecciones libres es una nacin sin voz, sin ojos y sin brazos.

    Y en estas primeras palabras quiero recordar lo obvio y lo evidente, porque si

    bien la democracia tiene mucho de rito y de representacin, en un da como

    hoy, no debemos perder de vista lo verdaderamente esencial, lo que a veces

    olvidamos bajo las necesarias formas.

    Me refiero al hecho de que todos nosotros, con independencia de nuestra

    procedencia poltica, social o econmica, hemos sido elegidos por los

    cntabros para, en este foro de debate, y espero que los prximos aos lo sea

    de verdad a diferencia de los cuatro ltimos, pongamos sobre la mesa los

    problemas que acucian a los cntabros y cntabras y, sin despreciar las

    propuestas de nadie, acordemos las mejores soluciones para solventar, o al

    menos paliar, esos problemas ciudadanos.

    Una de las grandezas de la democracia es el respeto al adversario, porque el

    adversario tambin cuenta con un capital de confianza que le han entregado

    sus votantes, es decir, cntabros y cntabras que tienen el mismo derecho

    que los dems a ser escuchados y a tener una voz que los represente.

  • 3

    Permtanme que insista en este concepto porque tan nocivo para nuestra

    democracia es el desprecio a nuestro contrincante poltico como arrogarse la

    representacin de todos los cntabros, o presentarse como el nico capaz de

    comprender y defender las verdaderas pulsiones de la ciudadana.

    Creo que en Espaa y en Cantabria, disponemos de un sistema democrtico lo

    suficientemente arraigado y maduro como para que comprendamos, sin tacha

    de duda, que una mayora parlamentaria, la integran una sola fuerza poltica

    o por el contrario dos, tres incluso ms fuerzas polticas si estas acuerdan un

    programa de accin comn.

    Y espero que en esta ocasin, no como sucedi en el pasado, ningn diputado

    o fuerza poltica aqu presente, ponga en duda la calidad democrtica de los

    lcitos acuerdos que alcancen otras fuerzas democrticas, como el alcanzado

    entre el PSOE y el PRC. Acuerdo que representa una solucin para la

    gobernabilidad y estabilidad para Cantabria.

    UN NUEVO TIEMPO DE CAMBIO POLTICO

    Los socialistas estamos convencidos, y yo misma como su secretaria general y

    presidenta del Grupo Parlamentario, de que los hombres y mujeres de

    Cantabria no solo han pedido cambio en las polticas que se venan

    aplicando, sino que tambin han manifestado su rechazo a esas mayoras

    absolutas que ningunean a los dems y que se creen poseedoras de la nica

    verdad.

    Los ciudadanos y ciudadanas de Cantabria nos han recordado a todos que en

    poltica, igual que en otros rdenes de la vida, familiares o laborales, el

    dilogo, el consenso, el acuerdo son ms eficaces que la imposicin, el ordeno

    y mando, o el pensamiento nico.

    Esto es lo que hemos tenido en Cantabria en los ltimos cuatro aos con el

    Gobierno del PP. Un Gobierno que nos deja un desdichado legado:

  • 4

    Una deuda financiera insostenible, que se ha duplicado en los ltimos

    cuatro aos. Acabaremos este ao con ms de 2.cuatro50 millones de

    euros de deuda.

    Una economa en una situacin realmente penosa: prdida de PIB y

    menos inversin en I+D+i. Desmantelamiento del ICAF y

    descapitalizacin de SODERCAN. Dos instrumentos esenciales para el

    impulso de la economa regional.

    Un mercado laboral inaceptable, con menos activos, menos ocupados y

    ms parados. Con ms precariedad y con salarios ms bajos y con miles

    de jvenes que se van fuera de la regin en busca de oportunidades

    que aqu no encuentran.

    Grandes recortes en el Estado de Bienestar: en educacin, en sanidad,

    en dependencia. Ms copagos, menos prestaciones y servicios y menos

    personas atendidas.

    Nos dejan una regin con una gran brecha social, que es necesario

    atajar de inmediato, porque Cantabria tiene un 274% de tasa de

    pobreza y exclusin social, o lo que es lo mismo, ms de 150.000

    personas al borde de la pobreza.

    Y junto a esto, el Gobierno del PP, nos deja un triste legado en la

    calidad de nuestra democracia: eliminacin de rganos de participacin

    social e inexistencia de dilogo y concertacin social.

    Hemos tenido un gobierno cuyas seas de identidad han sido el rencor, el

    intento de destruccin del adversario y la judicializacin de la poltica.

  • 5

    Pero, seoras, el 2cuatro de mayo pasado, los ciudadanos y ciudadanas han

    hablado.

    Los ciudadanos han decidido un nuevo tiempo de cambio poltico.

    La ciudadana nos ha hecho, bsicamente, dos encargos:

    Aplicar un cambio profundo tanto de polticas como de la forma de

    hacer poltica.

    Utilizar el dilogo como herramienta de acercamiento y de gestin de

    la realidad social y econmica de Cantabria.

    LA RESPONSABILIDAD DEL PSOE

    Y en este nuevo escenario que se abre ante nosotros, los socialistas hemos

    elegido un camino, el del acuerdo, desde la ms absoluta responsabilidad

    poltica. Porque lo fcil hubiera sido quedarnos en la grada a esperar que el

    Gobierno cometa errores y despus protestar.

    Pero estoy convencida de que los miles de ciudadanos que nos han dado su

    apoyo no nos perdonaran que dejramos pasar de largo la posibilidad de

    poner en prctica los compromisos sociales, econmicos y polticos que

    hemos adquirido con ellos durante la campaa electoral y muchos meses

    antes.

    Miren ustedes, seoras, el Partido Socialista no es un recin llegado a la

    poltica, tiene 136 aos de historia y no es por casualidad.

    Durante todo este tiempo, los socialistas nunca hemos eludido nuestras

    responsabilidades, nunca nos hemos echado atrs por muy difciles que fueran

    las circunstancias.

  • 6

    Estamos en una poca complicada, llena de incertidumbres, pero con ser

    stos tiempos difciles, el Partido Socialista, a lo largo de la historia, ha

    tenido que hacer poltica en situaciones mucho peores que las que ahora se

    dan en nuestra sociedad. Y lo hemos hecho, con nuestros errores, con

    nuestras dificultades, con nuestras derrotas s, pero tambin con nuestros

    xitos que lo han sido para la mayora de los ciudadanos.

    En todo este tiempo, la historia de Espaa no se entiende sin el Partido

    Socialista Obrero Espaol y as, por ejemplo, los grandes avances sociales y

    econmicos de la Espaa democrtica tienen la impronta del PSOE desde la

    accin de gobierno, en algunos casos acompaados de otros, otras veces solos,

    pero siempre con el PSOE.

    En Espaa los cambios ms relevantes, las reformas definitivas, las

    transformaciones ms importantes, la adquisicin de derechos fundamentales

    como una sanidad universal y gratuita, una educacin sin discriminacin por

    los orgenes econmicas de las familias, o la atencin a las personas

    dependientes, as como aprobar leyes para reconocer derechos civiles a las

    mujeres, a los jvenes, a los mayores, a las minoras, a las personas con

    discapacidad, a los homosexuales, han venido siempre de la mano de

    gobiernos del PSOE.

    Tambin en Cantabria. La participacin de los socialistas en los gobiernos

    regionales entre 2003 y 2011 introdujo importantes cambios en nuestra

    regin. En las formas y en el fondo.

    La huella de los socialistas en el Gobierno llev a nuestra regin hacia las ms

    altas cotas de progreso econmico y social. Pusimos en marcha el mejor

    Estado de Bienestar de Espaa. Cantabria experiment un profundo cambio en

    sus bases econmicas, iniciando la transicin de una economa del siglo XIX a

    la del siglo XXI.

  • 7

    Con los socialistas en el Gobierno se dise y comenz a poner en marcha el

    mayor proyecto de modernizacin econmica, de desarrollo social y de

    dilogo que ha conocido esta comunidad autnoma. Un proyecto de futuro y

    con futuro, donde el conocimiento y la investigacin fueran la base de su

    desarrollo.

    Fuimos capaces de visualizar el futuro, de situar a Cantabria en la vanguardia

    y vamos a volver a hacerlo.

    Por ello, una vez ms, el PSOE no puede mirar para otro lado. No puede eludir

    su responsabilidad.

    Sabemos que asumir esa responsabilidad tiene sus riesgos, pero nos preocupan

    mucho ms el riesgo que sufre un nio sin beca de comedor, o el joven que

    tiene que emigrar a pesar de su magnfica preparacin, o el parado de larga

    duracin de ms de cuatro5 aos o la familia que no puede pagar la luz o el

    agua a final de mes. Esos son los riesgos que debemo