Los Equilibrios Del Cielo y de La Tierra

  • View
    48

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Los Equilibrios Del Cielo y de La Tierra

  • 79

    CONTEXTOS DEL IMAGINARIO COLECTIVO

    P ARA LOS NAHUAS de Chicontepec la cosmovisines el referente que da sentido a sus compor-tamientos econmicos y sociales. Es el instru-mento mediante el cual se explican el lugar de loshumanos en el universo, el origen y la configuracin deste, los oficios de las divinidades y los mbitos del cieloy de la tierra. Su cosmovisin integra las diversas expre-siones del imaginario colectivo y las vincula con la vidamaterial y las relaciones sociales. Conciben el mundo apartir de su propia imagen social.

    Limitaciones econmicas y subordinacin polticaconvergen en la vida cotidiana de los nahuas, son los de-terminantes de su precaria condicin social. Est mar-cada adems, por la insalubridad, el analfabetismo y lapermanente resistencia a los efectos desintegradores dela cultura fornea. De manera semejante al resto de lascomunidades indgenas del pas, los factores que incidenen la articulacin de los nahuas con la sociedad nacionalrefieren a dinmicas contrarias. Por un lado estn las ten-dencias que actan a favor de la disolucin comunitaria,opuestas a las orientadas a mantener la cohesin grupalque sustenta la identidad tnica. El trabajo asalariado,

    el intercambio mercantil, la castellanizacin compulsivason, entre otras, fuerzas del primer tipo, cuyo signo sobre-saliente es la modernidad. En el segundo caso, las ten-dencias tradicionales arraigan en la propiedad agrariacomunal, los vnculos de parentesco, los sitios sagrados,los rituales, la mitologa, las festividades del ciclo agrco-la, componentes simblicos que contribuyen a la cohe-sin y reproduccin cultural, en el marco del precarioequilibrio de las relaciones intertnicas.

    Los rituales, la mitologa, en suma, la cosmovisin de losnahuas de Chicontepec evidencian los efectos de la re-presin religiosa iniciada en la poca colonial. Los cultosy las creencias autctonas fueron identificados por losevangelizadores como manifestaciones demoniacas, ex-presiones del Mal que alejaban a los indgenas de la re-ligin verdadera. Este proceso de intolerancia extremaestuvo acompaado de la imposicin de nuevas devocio-nes centradas en los santos patrones. No hay duda quela llamada conquista espiritual propici la enajenacinde la cultura indgena, fenmeno al que es inherente elautodesprecio a las lealtades comunitarias y una ambi-valencia acentuada respecto a la identidad tnica. Al ocu-rrir la destruccin del cuerpo sacerdotal mesoamericanoy desmantelarse su organizacin ceremonial, las devocio-nes populares emergieron como alternativas a la cristiani-zacin compulsiva, o bien, como mediadores simblicosque en algunos casos terminaron sincretizndose con lasimgenes catlicas. Los sacerdotes catlicos de nuestros

    Los equilibrios del cielo y de la tierra.Cosmovisin de los nahuas

    de Chicontepec

    Flix Bez-Jorge y Arturo Gmez Martnez

    flix bez-jorge y arturo gmez martnez: Facultad de An-tropologa de la Universidad Veracruzana.MUC

    HA

    CH

    O N

    AH

    UA

    . F

    OT

    OG

    RA

    FA

    DE

    VE

    R

    NIC

    A B

    RA

    VO

    1 Saberes 7/29/04 8:44 AM Page 79

  • saberes y razones Desacatos invierno 2000

    80

    das (dignatarios de la nueva evangelizacin) conti-nan ejerciendo las viejas prcticas persecutorias de lareligiosidad autctona.1

    El lector advertir que en la cosmovisin de los nahuaschicontepecanos el principio no remite al logos sino almito. Por lo mismo, en estas pginas los mitos no se en-tienden nicamente como relatos sino como formas deconocimiento y pensamiento distintas al racionalismo.En tal sentido, la mitologa nahua aqu esbozada impli-ca un concepto discontinuo de espacio, una nocin nolineal del tiempo y una concepcin diferente (a la nues-tra) de la causalidad. En su mbito el hombre no se expli-ca como individuo aislado, sino como parte articulada ala naturaleza (al universo en su acepcin de entidadsagrada) y a la comunidad tnica.

    El grupo nahua, motivo de este ensayo, habita en elnoroeste de Veracruz, en la clida regin conocida comoHuasteca Meridional; las cifras censales de 1990 reportanms de 100 mil hablantes asentados en los municipiosde Benito Jurez, Ilamatln de Madero, Zontecomatln yChicontepec. Precisamente en este ltimo municipio seregistr el grueso de los materiales etnogrficos que se pre-sentan en las pginas siguientes, particularmente en lascomunidades de Teacatl, Ixcacuatitla, Tepeica, Cuatzapo-titla, Xalatla, Coaxiloapa, Teposteco, Xoquixhual y Zaca-titla, entre otras.

    Desde la antigedad prehispnica los nahuas de estaregin comparten su territorio con huastecos, tepehuasy otomes, vecindad que explica las semejanzas en suscreencias y en la cultura material. El comercio intertnicoes la matriz que propicia una interaccin permanente,acrecentada en los rituales pblicos realizados en el ce-rro de Postectitla, espacio sagrado de particular relevan-cia en las cosmovisiones de las etnias citadas.

    El maz es el centro de la economa y la vida social delos nahuas; su cultivo se vincula (en la tecnologa y el ri-tual) al frijol. Cuando siembran sus semillas practican el

    xinachtlacualtiliztli, ceremonia en la que solicitan permi-so a la tierra para sembrar, pidindole buenos frutos yproteccin contra los roedores. Cuando realizan la cose-cha celebran elotlamanaliztli (ofrenda al maz tierno)para agradecer a las deidades el alimento vital. El comple-jo simbolismo nahua asociado al maz ha sido analizadocon detalle por Alan Sandstrom,2 y muestra su impor-tancia en la reproduccin cultural del grupo y en la for-macin de su cosmovisin.

    La cra de los animales domsticos, la ganadera, el co-mercio en pequea escala y el trabajo asalariado, com-pletan el cuadro de la vida econmica de los nahuas,signado por la creciente pauperizacin.

    COSMOGONA Y TEOGONA

    Ompacatotiotzih, el Dios Doble, es un protagonista so-bresaliente en la mitologa de los nahuas de Chicontepec.Se vincula al nacimiento del mundo, al origen de las di-vinidades y al de los hombres. Relatos mitolgicos regis-trados en Ixcacuatitla, Cuatzapotitla y Xalatla, detallanlo acontecido en las cinco eras del universo, vinculadas acinco diferentes humanidades. La primera de stas na-ci de una pareja que los dioses hicieron de barro, sealimentaba de piedras y tierra; fue destruida por las fie-ras (tecuanimeh). Le sucedieron los hombres de papel,que coman cortezas de rboles, y murieron azotados porhuracanes. Las deidades hicieron a los humanos de la ter-cera generacin de madera de cedro; coman el ohxihtli(ojite) y fueron exterminados por el fuego. La cuarta hu-manidad naci de tubrculos cocidos y amasados, queeran tambin su comida; fue destruida por inundacionescomo castigo por practicar el canibalismo. Finalmente,

    1 En las pginas de este ensayo se sintetizan las ideas expuestas en unestudio ms amplio sobre el tema. Vase F. Bez-Jorge y A. GmezMartnez, 1998, Tlacatecolotl y el Diablo. La cosmovisin de los na-huas de Chicontepec, Secretara de Educacin y Cultura, Gobiernodel Estado de Veracruz. Xalapa, Mxico.

    2 Vase A. Sandstrom, 1991, Corn is our Blood. Culture and Ethnicidentity in a contemporary aztec indian village, University of OklahomaPress; y El nene lloroso y el espritu del maz: El cuerpo humanocomo smbolo clave de la Huasteca Veracruzana, en J. Ruvalcaba Mer-cado (coord.), 1998, Nuevos aportes al conocimiento de la Huasteca,CIESAS, Mxico. Consltese tambin A. Gmez Martnez, 1999, Tla-neltokilli. La espiritualidad de los nahuas chicontepecanos, tesis profe-sional, licenciatura en Antropologa, Facultad de Antropologa de laUniversidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz.

    1 Saberes 7/29/04 8:44 AM Page 80

  • invierno 2000 Desacatos saberes y razones

    81

    los hombres actuales (la quinta generacin) fueron con-cebidos por Ompacatotiotzih con el auxilio de otros dio-ses. Los cuerpos de la primera pareja de esta humanidadse crearon con huesos de los ancestros, pasta de maz,amaranto y frijol, cobrando vida con el auxilio divino,manifestado en la luz del sol, el viento, el fuego y el agua,fuerzas, estas ltimas, que (como se ha dicho) destruye-ron humanidades precedentes. Ompacatotiotzih dio elmaz a los hombres de la quinta generacin inculcndo-les que sera su sustento, es decir, su carne y su sangre (nicintli elis inmonacayo huan inmoeeso).

    Precisamente antes del nacimiento de la quinta genera-cin se orden el cosmos (al que los dioses llamaron se-manahuactli) y se repartieron los oficios divinos. Despusse configur la Tierra, cuya superficie plana y cuadran-gular fue sostenida (desde sus cuatro esquinas) por lostlamameh (cargadores), parados sobre el suelo (conver-tido en inframundo) que ocup la anterior humanidad.

    El autosacrificio de Tonatih y Meetzli propici el naci-miento del Sol y la Luna, respectivamente. Los tlamamehlevantaron, adems, un plano superior que constituyel cielo.

    Segn la teogona de los nahuas de la Huasteca, en elprincipio de los tiempos, Ompacatotiotzih reuni a lasdeidades en el cerro Postectitla para distribuir sus oficios.A Tonatih (Sol) se le encarg iluminar el da, para lo cualpidi ayuda a Tlacatecolotl (hombre bho), aprove-chando sus poderes mgicos. Tambin se le encomenda Tlacatecolotl que vigilara la conducta de los humanosy castigara su desobediencia, tarea que cumplira con elauxilio de su esposa Meetztli (Luna). La regencia de la fer-tilidad humana y vegetal correspondi a Chicomexochitl(Siete Flor) y Macuilxochitl (Cinco Flor). Mikistli fue de-signado deidad de la muerte; Atl y Apanchaneh (sirena)patronos de las lluvias; Ehecatl del control de los vientos;Ichcatl del tejido y de la ropa; Tlitl Xahuantzi del manejo

    NA

    HU

    AS.

    FO

    TO

    GR

    AF

    A D

    E V

    ER

    N

    ICA

    BR

    AV

    O

    1 Saberes 7/29/04 8:44 AM Page 81

  • saberes y razones Desacatos invierno 2000

    82